spot_img
spot_img

Barrios de Luna y el castillo al que solo le han vencido los siglos

Estaba considerado como uno de los mejores baluartes defensivos de la Edad Media, ahora apenas quedan algunos muros en la parte alta de la presa que bloqueó el discurrir natural del río Luna

Pasa desapercibido, pero ahí está. Al menos su espíritu nunca abandonará el lugar. Las miradas de quienes pasan por la localidad leonesa de Los Barrios de Luna se quedan enredadas de manera involuntaria en la Peña de Almanzor. Antes, hasta el 15 de junio de 1951, el Luna discurría libre para horadar con la corriente y los saltos del agua pura y bien oxigenada aquellos acantilados que salvaba el río al pasar. Nace en el oeste de Babia para llegar al Sil. Fue entonces el cierre de las compuertas del embalse lo que condicionó ese discurrir.

También las obras de la presa maltrataron sin miramientos al castillo de Barrios de Luna que, en una situación de verdadero privilegio, controlaba estratégicamente el paso por allí desde hace aproximadamente un milenio.
Los curiosos estratos paleozoicos son visitados por geólogos de muchos países. Aquí la historia geológica se remonta a las culturas del Bronce y Castreña, con importantes hallazgos arqueológicos en los emplazamientos de Mallo (Castro de Arriba y Castro de Abajo), Mirantes, Irede, Sena (El Castrín) y el citado castillo: una fortificación erigida sobre asentamiento prerromano y ya apenas reconocible porque solo quedan solo sus huellas.

castillo_barrios_luna_04

El origen del que está considerado como uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar de la Edad Media de la Península no está claro, a pesar de que resulta de sentido común que debió de jugar un papel estratégico fundamental como punto de control de las vías de comunicación. Aunque es probable que esas peñas fueran ocupadas antes por los romanos, fue en época de Alfonso II cuando desempeñó un papel señero como baluarte inexpugnable del reino astur. Pero es durante el reinado de Alfonso III, cuando el castillo se refuerza para convertirse en una de las mejores fortificaciones cristianas, y se integra en la línea de defensiva que, junto a otras plazas como las de Alba, Gordón y Arbolio, serviría para proteger los pasos accidentados de la Cordillera Cantábrica.

Entorno donde se levantaba el castillo. Fotografía de Pablo Schnell Quiertant, obtenida de la web de la Asociación Española de Amigos de los Castillos

A pesar de que es desconocido para la mayoría de visitantes, es considerada la fortaleza más formidable del Reino de León y fue sede del Tesoro Real. En 1339 el castillo de Barrios fue entregado junto a otros bienes de la comarca a la familia Quiñones, que pronto se convertirían en condes de Luna.

Erigido en la Peña de Almanzor, vigilando lo que un día fue el curso del río Luna, el castillo siempre se consideró inquebrantable. Rondaba el siglo IX cuando era considerado como el más seguro del reino y en él, al mando de un teniente, se custodiaba el Tesoro Real. Tiempo después Almanzor, cuando en una de sus campañas estivales destruyó León, no consiguió rendir esta plaza.

Embalse de Barrios de Luna

Caminos y escaleras en la roca

Nada queda de su grandeza. El acceso, que es libre, se puede hacer desde la zona alta de la presa. Entre las pocas piedras que aún conserva, se pueden adivinar al menos tres de sus torres. Una de ellas, circular, puede ser la torre de homenaje. La vivienda del castillo, en la parte más alta. Se accedía por una red de caminos y escaleras en la roca. También debió de existir una canalización de agua encargada de alimentar el aljibe entre las peñas, que otros estudiosos identifican ahora como la mazmorra. Aunque se desconoce su aspecto real, al castillo debía de ser posible acceder desde el puente, que comunicaba también los dos crestones rocosos sobre los que se asentaba.


 A mediados del siglo XX aún había dos torreones, que ya no existen. En algunos documentos lo nombran como ‘Torres de Luna’, de donde se deduce que tuvo imponentes torres. La panorámica desde abajo debía de sobrecoger.

Cinco lienzos de muro, una zona central que tal vez fuese la vivienda, con cimientos y restos de un sistema de calefacción subterránea, y una pequeña habitación excavada en la roca es el resumen escueto de lo que hoy en día se deduce que queda de la fortaleza. A mediados del siglo XX aún había dos torreones, que ya no existen. En algunos documentos lo nombran como ‘Torres de Luna’, de donde se deduce que tuvo imponentes torres. La panorámica desde abajo debía de sobrecoger. En el siglo XV Diego Fernández de Quiñones, primer conde de Luna, obligó a sus vasallos de los pueblos cercanos a reconstruirlo, lo que originó un pleito ante la Chancilleria de Valladolid. Lo perdieron al ser estimado que los vecinos tenían obligación de reparar el castillo. En 1993, fue declarado Monumento Nacional.

castillo_barrios_luna

El romance de amores ocultos

El romance dice que siendo rey Alfonso I el Casto mandó a su hermana Doña Ximena a la fortaleza de Luna. Sancho Díaz, conde de Saldaña y uno de sus más valerosos caballeros, fue encargado de su custodia. De los amores ocultos entre ambos nació un niño: Bernardo del Carpio; héroe más tarde en Roncesvalles, donde puede ser que derrotara a los francos de Carlomagno en el año 808. Al sentirse traicionado, el rey quiso castigarles con encierro de por vida. A ella en un monasterio y a él en las mazmorras de Luna tras dejarle sin vista. Cuentan que hasta hace poco tiempo se guardaban todavía en Luna los grilletes del conde, que nunca fue liberado a pesar de la insistencia de su hijo para que lo hicieran. Son apasionantes historias ligadas a una fortaleza que fue inexpugnable.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Así serán las Fiestas de Valladolid: más de 1.000 actividades y muchas novedades

Más de un millar de actividades se distribuirán por más de 50 espacios de Valladolid durante la Feria y Fiestas de la Virgen de...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Burgos triunfa en «El Mejor Taco»: dos de los tres mejores tacos de Castilla y León

Uno de los eventos gastronómicos más esperados del año en España, "El Mejor Taco", ha alcanzado cifras récord en su última edición, con una...