spot_img
spot_img

El “sueño” de Alberto Molinero se convierte en otra Estrella Michelin para Miranda

ERRE de Roca, el proyecto más ambicioso del chef, obtiene el máximo galardón del mundo de la cocina gracias a una cocina que une “tradición, vanguardia y producto de cercanía”

Que una ciudad de poco más de 35.000 habitantes tenga una Estrella Michelin es un logro enorme. Pero que tenga dos solo puede significar que el trabajo gastronómico que se hace en esta localidad del norte de Burgos es excelente.

El restaurante mirandés ERRE de Roca, dirigido por Alberto Molinero, se ha unido al club de establecimientos con la insignia más importante del mundo de la cocina, un selecto grupo en el que ya se encontraba el local de otro artista culinario mirandés: Alejandro Serrano.

Según comenta Molinero, el galardón es “un sueño cumplido”, ya que “cualquiera que se dedica a esa profesión y le gusta, lo tiene en mente”. A pesar de ello, confiesa que haberlo obtenido este año ha sido una sorpresa. “No me lo esperaba. Me sorprendió bastante cuando me invitaron a la gala porque llevábamos muy poquito tiempo con este restaurante. Yo sabía, eso sí, que estábamos trabajando bien, pero la Estrella no era el objetivo”, asegura el chef.

ERRE de Roca lleva desde julio de 2022 abierto, y es la apuesta más ambiciosa de Alberto Molinero. Su proyecto engloba varios establecimientos agrupados bajo la marca La Roca, de los cuales cuatro están situados en Miranda de Ebro, uno en Condado de Treviño, y otros dos en Madrid. “La Estrella supone un fuerte impulso para todo el grupo”, reconoce el chef, que abrirá próximamente un nuevo local en Vitoria con un carácter “más informal, divertido y versátil”.

Un apasionado de la cocina

Alberto Molinero nació en Salamanca en diciembre de 1978, pero vive en Miranda desde los 12 años. Siempre ha sido un apasionado de la cocina, y ese amor lo ha convertido en su forma de vida. Estudió en la Escuela de Santo Domingo de Guzmán, y en 2014 cumplió una de sus metas, que era la de emprender en el municipio ribereño.

La trayectoria de Molinero ya había sido reconocida en el ámbito culinario con títulos como el de mejor cocinero de Castilla y León, que ha ganado hasta en tres ocasiones.

En la Ronda del Ferrocarril de una “ciudad pequeñita” que va camino de convertirse en un centro gastronómico se sitúa ERRE de Roca, cuya cocina, en palabras de su creador, “se basa en unir la tradición con un acabado actual y de vanguardia, y donde nos gusta apostar por productos de cercanía y de temporada”. La Guía Michelin destaca que “cuando se tienen las ideas claras y se trabaja con dedicación surgen establecimientos así, de esos donde se disfruta a espuertas y… ¡a los que no se les puede poner un pero!”

Cochinillo de Segovia

A los responsables de la biblia de la gastronomía les llamó mucho la atención el cochinillo segoviano, ya que indican que en ERRE de Roca “lo sirven de manera muy fina añadiendo unos mini lomitos de anguila del Ebro que, sorprendentemente, combinan a la perfección”.

Además de ese original lechón, destacan otros platos como la bomba de rabo al vino tinto y patata, una trucha arcoíris y leche de almendras, zanahoria, cigala y curry, o el ravioli de pularda con trufa de otoño y rebozuelos.

En el local se ofrece un solo un turno de comidas para un número de entre 20 y 24 comensales que pueden elegir entre dos menús degustación, el de Temporada, que cuesta 78 euros, y el menú ERRE de Roca, con un coste de 62 euros. Los precios no subirán después de conseguir la Estrella Michelin.

El diseño del espacio, obra del decorador local Iñigo Egurrola, es sencillo y elegante, pero también rompedor. Cuenta con una enorme cocina vista que simula ser una extensión de la barra, en la que el comensal puede sentarse para disfrutar de platos y ‘showcooking’. El logotipo, junto a la cava de vinos, preside una sala con luz tenue, indirecta, de paredes negras, aterciopelados butacones y multitud de detalles.

Alberto Molinero no duda en destacar que el éxito de ERRE de Roca es un trabajo de todas las personas del grupo La Roca, no solo del restaurante galardonado. “Se lo debo al equipazo que tengo en toda La Roca, desde los restaurantes hasta el obrador, porque la gente que tengo al frente de cada negocio es la que me permite dedicar tiempo y estar cada día en ERRE. Gracias a ellos, todo lo demás funciona. Sin ellos, no lo hubiera conseguido”, comenta el nuevo chef con Estrella Michelin.


Por Edu Mongil

Miranda industrial, autrigona, ermitaña… y pop

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Un secreto soriano con milhojas y nata

Dentro de los embajadores de la gastronomía de Soria hay uno que es dulce y que no falta en las mesas de celebraciones o...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

«Europa necesita apoyar de verdad el consumo de leguminosas»

Con motivo del Día Mundial de las Legumbres, que se celebra el 10 de febrero, el presidente de la Asociación de Legumbristas de España...