spot_img
spot_img

Arlanza: mucho más que Lerma, Silos y Covarrubias

Las tres joyas de la comarca atraen el turismo a este rincón de la provincia burgalesa, pero amenazan con deslumbrar al visitante y ocultar a sus ojos las incontables joyas de un territorio que es paisaje, ruta, cine y compromiso

 

Ricardo Ortega

Algo tendrán los paisajes calizos y agrestes, salpicados de sabinas, de la peña de Carazo y el valle de Arlanza para cautivar al director Sergio Leone, quien decidió rodar en ellos una película legendaria: ‘El bueno, el feo y el malo’.

Por esos milagros que solo consigue el séptimo arte, esta comarca burgalesa se convirtió en Nuevo México y la cuenca del río Grande.

Era el año 1966 y las películas de indios y vaqueros parecían un género agotado. Hollywood daba paso al ‘spaghetti western’ en un tipo de cine diferente, marcadamente europeo, que se permitía una mirada irónica sobre la conquista del oeste.

‘El bueno, el feo y el malo’ es considerada por Quentin Tarantino «la película mejor dirigida de todos los tiempos» y sus escenarios permanecieron ocultos, olvidados, hasta 2015. Ese año comenzaron los trabajos de recuperación del cementerio a manos de voluntarios de la Asociación Cultural Sad Hill. Era la génesis de una ruta turística por diferentes puntos de la comarca que ya se ha convertido en imprescindible.

En busca del tesoro

El punto culminante de la película es el duelo a tres bandas, con sorpresa incluida, en el cementerio de Sad Hill. Se trata de un escenario circular, que evoca la imagen de los anfiteatros romanos y que enorgullecía de forma especial al director italiano.

La escena se rodó en el Valle de Mirandilla, uno de los valles más hermosos y apartados de la provincia, entre las localidades de Contreras y Santo Domingo de Silos. El set se construyó en apenas tres días por 250 soldados del ejército español recreando un soberbio cementerio con más de 5.000 tumbas dispuestas en un sistema de círculos concéntricos, que rodeaban una plazoleta empedrada de 30 metros.

Hoy el empedrado sobre el que se celebró el duelo se ha recuperado tras una rigurosa campaña arqueológica y una campaña de micromecenazgo ha permitido que las cruces de madera hayan regresado a ese coliseo.

Estamos en la Meca de miles de aficionados y ‘freaks’ que acuden solos, en familia, disfrazados o con la música de Morricone a todo volumen a este paraje único, de recorrido emocionante.

Batalla del Puente de Langstone

Se trata de la escena más cara de la película. También es la de mayor contenido antibelicista, aunque pueda resultar paradójico en una cinta de pistoleros. Nordistas a un lado y confederados al otro libran una aparatosa batalla por el control de un puente de madera de 100 metros de largo sobre un río.

La escena se rodó en el valle de Arlanza a 3,5 kilómetros de Hortigüela y se contó con más de 2.000 extras. Los restos de la batalla también se pueden visitar en la actualidad.

Los amantes del western ya no viajan a Almería

Lo mismo cabe decir de las escenas del campo de concentración de Betterville, rodadas en un altozano próximo a la localidad de Carazo, conocido como la Majada de las Merinas. Sergio Leone se inspiró en grabados y fotografías reales de la Guerra de Secesión americana y del campo nordista de Andersonville (Georgia) en 1864 tomadas por Mathew Brady y donde se cometieron ejecuciones masivas de prisioneros, hacinamiento y hasta canibalismo.

La Misión de San Antonio

La escena se rodó en el interior de las ruinas del histórico monasterio de San Pedro de Arlanza, en Hortigüela, aunque los exteriores se ruedan en el Cortijo del Fraile en Nijar (Almería).

Monasterio de San Pedro de Arlanza – Will

Se trata de un convento religioso convertido en hospital militar atestado de heridos y donde Tuco (Eli Wallach) lleva a curar las heridas a El Rubio (Clint Eastwood) después de cruzar el desierto.

Los planos contienen gran detalle escenográfico, como la habitación atestada de esculturas llevadas para dejar espacio a los heridos.

Como curiosidad, cuando Eastwood está tumbado en la cama puede verse por la ventana del habitáculo la silueta de la ermita de San Pelayo sobre una loma cercana al monasterio. Las habitaciones donde se recupera El Rubio y donde Tuco se encuentra con su hermano Pablo Ramírez están en ruinas y hundidas.

San Pedro de Arlanza es un curioso escenario para un ‘western’, si tenemos en cuenta que fue uno de los centros monásticos más importantes del condado -después reino- de Castilla. Aunque los restos más antiguos, correspondientes a la iglesia, datan de 1080, el conjunto fue fundado en 912 como un eremitorio, de ruinas aún visibles, en la parte alta de las paredes que flanquean el valle. Este monasterio recibió el apelativo de ‘cuna de Castilla’ y estuvo en funcionamiento hasta la desamortización de Mendizábal en 1835.

Entre los restos de la monumental iglesia destacan los tres ábsides semicirculares, con amplios presbiterios. También se conserva la torre, levantada a finales del XII, así como parte del claustro y la sala capitular. Existe también la portada de la iglesia, que fue trasladada al Museo Arqueológico Nacional en 1895.

El monasterio fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931 y salvado de la ruina con las actuaciones acometidas en los años 2000.

¿Visigoda o mozárabe?

El misterio envuelve a la ermita de Santa María, en Quintanilla de las Viñas. Desde siempre se ha considerado un ejemplo de la arquitectura visigótica, aunque cada vez son más las voces que corrigen ese dato y señalan que este enigmático templo de la Tierra de Lara no fue construido en el siglo VII, sino al menos dos centurias más tarde.

Entre otros estudiosos, el historiador Marcos Albaladejo subraya que el conjunto forma parte de un conjunto de iglesias cuyas características apuntan a sistema constructivo que nada tiene que ver con el arte visigótico.

Ermita de Santa María – Ángel M Felicísimo

En todas ellas se emplean sillares romanos reutilizados y sometidos a cortes y ajustes, incluso con elementos decorativos.

Los ábsides, de planta cuadrada, están cubiertos por una cúpula de piedra toba para reducir su peso. También las plantas son similares: naves únicas sin divisiones internas.

Arquitectura y decoración no apuntan al periodo visigodo, sino al siglo IX, lo que explica las conexiones de todo tipo con el arte realizado en el otro extremo del Mediterráneo, en Líbano o en palacios omeyas. Esa conexión la permite la llegada de la cultura islámica a la Península Ibérica.

La labor detectivesca también ha encontrado en un capitel el nombre de Flámola como promotora de la obra. Flámola era esposa del conde de Lara, a caballo entre los siglos IX y X.

Arte y Arlanza

Por si no habíamos visto suficiente, en Quintanilla del Agua hallamos unos escombros bien ordenados que encarnan el espíritu de la comarca.

Territorio Artlanza es un espacio cultural verdaderamente único, que reproduce una localidad burgalesa tal como se estructuraba desde la Edad Media hasta entrado el siglo XX. Todo se ha construido en pocos años (más o menos los que median entre la crisis de 2008 y la generada por la Covid-19), y absolutamente todo el proyecto descansa sobre los hombros de una sola persona.

Territorio Artlanza

Félix Yáñez nació en la localidad y nunca ha dejado de ser un orgulloso vecino del pueblo y del valle. “Somos unos privilegiados por vivir en este valle, con este paisaje y un microclima más benigno que el de Burgos capital”, nos dice. Reivindica la historia del alfoz de Lara, los cerezos de Covarrubias, el vino de la comarca, amparado desde 2007 por la DO Arlanza, pero tan arraigado en la cultura local desde siempre. Da testimonio de ello una arquitectura tradicional muy vinculada al viñedo y a la fermentación del mosto.

Félix aprendió el oficio de escultor de la mano de un vecino, Fidel Izquierdo. En su taller descubrió una vocación y un modo de vida. Empezó reproduciendo personajes del pueblo, viejos oficios. Después amplió su catálogo hacia conceptos y personajes más universales, desde el Quijote hasta el Lazarillo de Tormes.

Pasó 35 años fabricando esas imágenes y vendiéndolas por las ferias de Castilla y León, padeciendo las inclemencias de un clima de carácter continental. Se cerró el ciclo con la crisis de 2008, cuando desapareció la demanda.

Parón en el trabajo y Félix, hijo de albañil, decidió adecentar los alrededores del taller. Se le ocurrió reproducir una plaza castellana para disfrute de la familia, pero sucedió que los coches empezaron a parar para visitarlo y hacer fotos. Sin haberlo previsto, ya se había convertido en un recurso turístico que abría una nueva puerta en su carrera profesional. Hoy este pueblo en miniatura ocupa más de 20.000 metros cuadrados y el artista se va quedando sin sitio para seguir desarrollándolo.

El artista planea construir nuevos espacios para los más pequeños o seguir reproduciendo edificios conocidos, identificables, como la catedral de Burgos.

Material de derribo

El complejo ha sido construido con materiales de construcción típicos de la zona, que Félix ha ido recogiendo de escombreras. Cuenta con un museo etnográfico, taberna, bodega, ermita, botica, escuela… y dos corrales de comedias, donde tienen lugar las actividades de los veranos culturales; un certamen de teatro de cámara, noches de flamenco, cine… Y, por último, una sala de exposiciones y taller artesano, que alberga las esculturas de cerámica que caracterizan al autor.

La primera plaza fue la de San Pedro, construida en 2008 con los materiales sobrantes de levantar el pórtico del taller. Con la idea de tapar unas leñeras y como zona recreativa familiar, se convirtió en la primera parte de lo que vendría más tarde.

La plaza de los juegos populares se construye en 2013 como lugar para el ocio y disfrute de escolares y mayores en época estival. Se realizan juegos tradicionales como el del cachavo, la herradura… y otros más populares como los bolos, la tuta, la soga… En esta plaza se encuentra también la fragua y la salida de la bodega.

La Puerta del Arlanza, por su parte, es una de las puertas de la muralla medieval que da paso al ‘túnel del tiempo’, flanqueado por varios expositores que nos hablan de otras vidas, de sus tradiciones, de sus juegos, de sus oficios, de su cultura… Este túnel desemboca en un laberinto de callejuelas que unen plazas y rincones de este gran ensamblaje de construcciones que dan forma a Territorio Artlanza.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Escenas de Castilla y León captadas por la genial mirada de Joaquín Sorolla

El pintor valenciano visitó León, Ávila, Segovia o La Granja dentro de su periplo por España. Una muestra en el Museo Nacional de Escultura...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Ribera Del Duero: el tercer destino enoturístico más visitado de España

La Ruta del Vino Ribera del Duero reafirma su lugar como una de las tres rutas enoturísticas más populares de España, recibiendo un total...