spot_img
spot_img

Así dictó Isabel la Católica el ‘futuro’ de Castilla y España

El Palacio Real Testamentario, en Medina del Campo, se erige en centro de interpretación sobre la figura de Isabel la Católica. Se presta especial atención al episodio vivido entre sus muros: el dictado de las últimas voluntades y la muerte de una monarca cuya figura es esencial para comprender la historia de España
Ricardo Ortega

La enfermedad y la muerte sorprendieron en Medina del Campo a la reina Isabel. Consciente de su gravedad, decidió dictar sus últimas voluntades, con vocación por orientar la evolución del reino tras su fallecimiento.

La reina estipuló que, si bien la heredera del trono era su hija Juana, el rey Fernando administraría Castilla en su nombre, al menos hasta que el infante Carlos, primer hijo varón de Juana, cumpliera veinte años.

Sin embargo, la nobleza castellana no apoyó a Fernando y este optó por retirarse a Aragón. El gobierno de Castilla quedó entonces para el marido de Juana, Felipe el Hermoso, pero a los pocos meses murió repentinamente.

Juana fue encerrada en Tordesillas por su padre, que gobernó Castilla hasta su muerte, en 1516. Le sucedió Carlos I, hijo de Juana.

Isabel pedía a sus sucesores que se esforzasen en conquistar para el cristianismo el norte de África y que se convirtiese a los habitantes de América. El documento original se conserva en el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe.

Una copia se envió al monasterio de Santa Isabel, de la Alhambra de Granada. Otra, a la catedral de Toledo, aunque desde 1575 pasó al Archivo General de Simancas.

Los restos del antiguo Palacio Real de Medina del Campo (declarado Sitio Histórico en 2003) albergan en la actualidad el Centro de Interpretación de la reina Isabel I de Castilla. El edificio, que data ya del siglo XIII, se utilizó como residencia real, aunque tras numerosas vicisitudes acabó convirtiéndose en cárcel, y después en el propio ayuntamiento de Medina. Hoy es conocido como Palacio Real Testamentario.

En el año 2004 fue habilitado como centro de interpretación sobre la reina Isabel la Católica, su relación con Medina y su testamento. La visita, libre, dura unos 45 minutos.

No hay que perder de vista que el Ayuntamiento de Medina incluye este recurso turístico en la ruta que sigue los pasos de la reina en la localidad, junto al castillo de la Mota y la colegiata de San Antolín.

La construcción del castillo fue encargada a mediados del siglo XV por los reyes Juan II y Enrique IV de Castilla, mientras que los Reyes Católicos culminaron la gran obra de la barrera artillera en 1483.

La función principal del castillo desde su creación fue la defensiva, pero además de ser un lugar militarmente estratégico acogió entre sus salas las funciones de archivo (donde se guardaron parte de los documentos de la corona) y de cárcel para presos tan ilustres como Hernando Pizarro o César Borgia. Fue uno de los objetivos de las tropas imperiales de Carlos V durante la revuelta de los Comuneros en 1520.

La visita a la colegiata recorre las cinco plantas de la torre y el mirador, con una duración aproximada de 45 minutos. Como señalan desde el Ayuntamiento, para descubrir la historia del templo hay que dejar que cada una de las capillas nos vaya narrando su propia historia.

En ellas descubrimos diferentes estilos artísticos que denotan la larga y activa vida de este templo. Así podemos hacer un recorrido por la historia del arte, desde el gótico hasta el más puro barroco. Pero el estilo que más abunda en este templo coincide con su momento de esplendor: el arte renacentista.

Reivindicada por los liberales, por el feminismo y por Franco: así es la huella de Isabel la Católica en el siglo XXI

 

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

La Ermita de San Marcos de Coomonte (Zamora) amenaza con derrumbarse

La cubierta de la Ermita de San Marcos, en Coomonte (Zamora), amenaza con derrumbarse inminentemente por el estado tanto del tejado, como de la...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Palacio de Bornos da un paso más hacia la sostenibilidad

La bodega Palacio de Bornos, ubicada en la localidad de Rueda, acaba de obtener el sello ‘Sustaintable Wineries For Climate Protection’ (SWfCP) que la...