spot_img
spot_img

¡Todo lo que los lácteos pueden hacer por ti!

En los últimos meses el consumo en los hogares ha crecido, al igual que las exportaciones de leche de ovino a otros países de la Unión Europea

La realidad impuesta por la pandemia mundial del coronavirus, junto con los confinamientos y restricciones que ha traído consigo, ha influido directamente sobre los destinos a los que ha ido a parar la producción de leche de ovino durante esos meses.

Tradicionalmente los receptores que han acogido la leche de ovino a gran escala han sido el mercado de las exportaciones, el canal Horeca, la industria de eventos y los consumidores directamente en sus hogares, pero con la irrupción de la covid-19 y la consiguiente crisis de la hostelería las ventas para la hostelería se han visto seriamente reducidas, del mismo modo que aquellas que iban directas a la industria de eventos, catering, etc.

Por el contrario, las exportaciones de leche de ovino, principalmente a países de la Unión Europea, y el consumo particular en los hogares se han incrementado durante todos estos meses. La adaptación del sector a esta pandemia ha sido relativa y por ello, ya buscan soluciones a largo plazo para afrontar el futuro con optimismo.

De ahí que desde la Organización de Productores de Leche de Oveja de Castilla y León se trabaje ya en la promoción tanto de este nutritivo producto como de otros lácteos de igual calidad y cuyo consumo diario nos aporta un extra de salud. La leche y los productos lácteos como el queso, el yogur o la cuajada, entre otros, son ricos en nutrientes esenciales.

Cualquiera de los productos derivados de la leche es reconocido por apoyar la buena salud ósea, pero no solo eso, sino que además proporciona un mejor funcionamiento de los músculos y nos ayuda a incrementar los niveles de energía mientras fomentan que desarrollemos una mente mucho más activa.

Junto con el calcio, la leche es una fuente de fósforo, potasio, riboflavina, vitamina B12, y contiene otras tantas vitaminas y minerales en cantidades más pequeñas. También la leche es una excelente fuente de proteína de alta calidad que contiene todos los aminoácidos esenciales.

Además de todo esto, la leche tiene un índice glucémico bajo así que aporta una fuente de liberación lenta de energía. Además, los lácteos aportan varias vitaminas que ayudan a reducir el cansancio y la fatiga, lo que hace que mantengamos nuestros niveles de energía en valores óptimos. Del mismo modo es una fuente de calcio y fósforo que apoya el metabolismo energético.

Si medimos la respuesta a estos beneficios por edades, durante la época infantil, nos otorga una correcta densidad ósea, peso corporal, perfil lipídico y mantenimiento de niveles energéticos.

En el caso de los adultos, es clave para una disminución de la presión arterial, perfil lipídico, prevención de litiasis renal, o cáncer y mantenimiento del peso corporal, también durante el embarazo y la lactancia como método para suplir las necesidades de calcio en el organismo.

También es una buena opción para la práctica deportiva, contribuye a aumentar y conservar la masa muscular y rehidratación, así como un mayor transporte de oxígeno en los glóbulos rojos.

Si hablamos de la salud de las personas mayores mejora la densidad ósea para la disminución de las fracturas osteoporóticas y el mantenimiento de la masa esquelética, además de las conocidas propiedades beneficiosas para el sistema cardiovascular como la disminución de la presión arterial o la regulación de los niveles de colesterol.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Valladolid rinde tributo a Concha Velasco con un ciclo de sus películas más emblemáticas

El Ayuntamiento de Valladolid, en colaboración con la Semana Internacional de Cine (Seminci) y el Teatro Calderón, rendirá tributo a la destacada actriz vallisoletana...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Nidia: vinos cristalinos y brillantes con corazón de Olmedo

Edu Mongil Cuando algo funciona muy bien, el consejo que mucha gente da es no tocar nada, por lo que pueda pasar. Los verdejos de...