spot_img
spot_img

“Tenemos que aprobar una normativa completa para proteger el recurso”

La regulación de la recolección de setas en la comunidad es una realidad que comenzó a fraguarse en 2011. El número de permisos expedidos ha crecido una campaña detrás de otra. El responsable de la iniciativa hace balance y desvela cuáles son los próximos proyectos

Álvaro Picardo es coordinador de Micocyl, el programa pionero en España que regula la recolección de setas en la comunidad de Castilla y León.

-¿Cómo surge la idea de regular la recogida de hongos?
-A partir de una iniciativa local, en 2001, del ayuntamiento de Almazán al amparo del grupo de acción local de la comarca. Es una idea para dar valor al territorio con un recurso que no estaba aprovechado. En este proyecto Life ya estaban las bases de lo que es ahora el desarrollo de la regulación. Hay varios ejes: el primero fue la gestión adecuada del recurso; el segundo la planificación del recurso; y por último la regulación de la recolección. Estos son los básicos que nos tocan a la administración forestal. Pero más allá de ahí pensaron que tenían que hacer formación, sensibilización y educación. Luego plantearon un eje de comercialización, que ha tardado un poco más en desarrollarse porque es lo más complicado, y otro de turismo. Es un proyecto con un enfoque local, para trabajar desde abajo, y de ahí para arriba implicando a todos los agentes del sector. Era un proyecto muy participativo desde el principio.

-¿En qué momento está el proyecto?
-Ahora estamos trabajando en lograr la estabilidad económica, que prácticamente está conseguida. También en la internalización, y en la gastronomía; que es lo más importante de todo y lo que más rendimientos va a dar. Necesitamos además una normativa completa que regule también la comercialización. Es la clave, y en ello estamos.

Por otra parte, es importante que este año se va a constituir el Instituto Micológico Europeo; un ente de derecho público para cooperación interterritorial. Nosotros hemos propuesto que tenga sede en Soria.

-¿Qué balance hacen de la evolución en el número de permisos expedidos?
-El crecimiento es espectacular. Ahora entramos en una nueva etapa, la de consolidar y externalizar el proyecto. El reto es que la normativa completa esté a punto, porque de lo contrario los empresarios están fuera de juego.

-¿Qué potencial micológico tiene Castilla y León?
-Es altísimo. Castilla y León tiene un potencial de naturaleza único en Europa. Disponemos de un patrimonio natural extraordinario, con una diversidad de ambientes enorme: tenemos desde hayedos cantábricos hasta coscojares. La diversidad y el estado de conservación de la naturaleza en la comunidad son extraordinarios. Y una baja densidad de población. El riesgo estaba en que esquilmáramos ese rico patrimonio.

-¿Qué falta por hacer?
-Lo fundamental es que saquemos cuanto antes la normativa completa, porque lo importante es que no acabemos con el recurso como ha sucedido en Italia. Nos falta que podamos garantizar la trazabilidad, y para eso hace falta una normativa con la que los recolectores comerciales afloren.

 

 

 

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Más de una veintena de compañías de Castilla y León participarán en la 27ª Feria de Teatro

La 27ª Feria de Teatro de Castilla y León reafirma su compromiso con la producción autonómica y su proyección en los mercados profesionales, con...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Palacio de Bornos da un paso más hacia la sostenibilidad

La bodega Palacio de Bornos, ubicada en la localidad de Rueda, acaba de obtener el sello ‘Sustaintable Wineries For Climate Protection’ (SWfCP) que la...