spot_img
spot_img

Torregalindo se prepara un año más para su tradicional Cabalgata de Reyes y Belén Viviente

Este evento ha sido catalogado como Fiesta de Interés Turístico Regional y este año celebra su 39ª edición

Desde 1985, la localidad de Torregalindo (Burgos) se transforma cada Navidad en un lugar mágico para recrear su tradicional Cabalgata de Reyes y Belén Viviente, un espectáculo que transporta a los espectadores a una época pasada, donde pueden experimentar en primera persona cómo era la vida en esos tiempos.

Se trata de la 39ª edición de la Cabalgata y Belén Viviente, recientemente catalogada como Fiesta de Interés Turístico Regional, que se celebra este viernes 5 de enero desde las 19.00 hasta las 21.30 horas.

Sus decorados por todo el pueblo; el vestuario; la bajada de los Reyes, que, iluminados con antorchas, aparecerán desde el Castillo Medieval del siglo XI, son detalles que hacen que esta tradición sea tan especial en Torregalindo. Pero, sobre todo, destaca la ilusión y las sonrisas de cientos de niños y niñas recibiendo sus regalos de manos de Sus Majestades los Reyes.

Más de 200 personas están involucradas cada año de manera desinteresada y generosa con el único objetivo de compartir la magia de esta cabalgata. Todas las personas que acuden a verlo tienen la oportunidad de disfrutar de un recorrido con distintas actuaciones y recreaciones.

Hay personas que empezaron viendo a los primeros Reyes hace 36 años y hoy siguen viniendo con sus hijos o nietos. Son muchos los que prueban un año y repiten, porque “por mucho que te lo cuenten, hay que verlo”, relatan desde la Asociación Condegalindo, organizadora del evento.

La historia de la Cabalgata

Los inicios de esta tradición se remontan al año 1985, cuando la maestra de la escuela, Carmina Frutos, comenzó a hacer pequeñas actuaciones de Navidad con los niños del pueblo, y se celebró el primer Belén Viviente.

Durante los años siguientes, se fueron involucrando los vecinos y la ilusión se fue extendiendo por todo el pueblo y sus alrededores. Hoy en días, más de 200 personas entre vecinos, familiares, amigos y voluntarios, se involucran para recrear el pueblo de Belén durante varios meses de trabajo. Durante sus años de existencia, este evento ha experimentado varias modificaciones que han llegado a convertirla en un referente en la Comarca Ribereña.

Uno de los acontecimientos clave en el crecimiento de la Cabalgata es cuando se forma la Asociación Deportivo Cultural Conde Galindo en 1988, con la ilusión de un grupo de jóvenes aficionados al teatro.

Pastores, antorcheros, pajes… A partir de aquí se comienzan a ampliar las zonas de decorado, cada vez hay más personas que quieren participar y se suman nuevas figuras al Belén.

En la edición de 1994, el niño Jesús es representado por primera vez por un bebé real. En el 98, la difusión y promoción de la Cabalgata vive uno de los momentos más importantes, cuando se diseña e imprime el primer programa, lo que acerca a más colaboradores y visitantes.

En el año 2006 se honró con el Premio Renacimiento de la Asociación Olmeda, reconocimiento que premia la recuperación y difusión del patrimonio cultural y etnográfico de Castilla.

Por último, en 2022, la Cabalgata es reconocida por Comisión Permanente del Consejo Autonómico de Turismo de Castilla y León como Fiesta de Interés Regional.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Un secreto soriano con milhojas y nata

Dentro de los embajadores de la gastronomía de Soria hay uno que es dulce y que no falta en las mesas de celebraciones o...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

«Europa necesita apoyar de verdad el consumo de leguminosas»

Con motivo del Día Mundial de las Legumbres, que se celebra el 10 de febrero, el presidente de la Asociación de Legumbristas de España...