spot_img
spot_img

Monasterio de Sandoval, el recuperado icono cisterciense de León

Localizado en el municipio leonés de Mansilla Mayor, esta construcción cisterciense es una de las visitas indispensable del patrimonio religioso de la provincia

No hace falta ser muy observador para darse cuenta de que el Monasterio de Santa María de Sandoval ha vivido tiempos mejores. Después de que quedara abandonado con la Desamortización de Mendizábal en 1835, este cenobio cisterciense, uno de los más importantes del norte peninsular, perdió buena parte de su centenaria arquitectura.

Pero no se ha desistido en ir a su rescate, y motivados por ese valor artístico que dibujan sus dependencias se han llevado a cabo una serie de restauraciones en los últimos años que poco a poco han ido recomponiendo su maltrecha silueta. Claro está el decir, que este cenobio ha perdido mucho y, por desgracia, de manera irreversible.

Una joya con más de 850 años de historia

El monasterio de Sandoval fue fundado en 1167 por el conde Pedro Ponce de Minerva y su mujer Estefanía Ramírez en terrenos donados anteriormente por el rey Alfonso VII. Las primeras dependencias que se construyeron fueron la cabecera, el crucero y el primer tramo de las naves de la iglesia, que presentan un estilo tardorrománico de transición al gótico, entre los siglos XII al XIII. La segunda etapa se inició en el siglo XV con la prolongación de las naves, ya en un estilo gótico tardío.

Ábsides de la cabecera de la iglesia del monasterio de Sandoval. Foto @enpueblo

Recibió numerosas donaciones de nobles y reyes como por ejemplo doña Urraca, Fernando II, Alfonso IX o Fernando III entre otros, y, además fue poseedor de amplios territorios. Pero ya en el siglo XV empieza a mostrar cierta decadencia ante la pérdida de la fuerza de la orden del Císter. Para más desgracia un gran incendio producido a finales del siglo XVI obligó a una gran reconstrucción.

Ruinas del monasterio

La permanencia de los monjes se mantuvo hasta 1835, momento en el que se produjo el exclaustrado con la Desamortización. Sin embargo, la iglesia sí que siguió funcionando como parroquia, lo que ha permitido que sea el elemento del monasterio que mejor estado de conservación presenta.

Por el contrario, el resto de las instalaciones sí sufrieron un fuerte deterioro durante el siglo XX, y gran parte de su patrimonio fue sustraído o vendido, por lo que capiteles, columnas y otros elementos de este templo aparecen en otras construcciones del municipio. En esta época, valiéndose de las paredes originales, también se edificaron viviendas y pequeñas construcciones para el almacenaje de aperos de labranza, siendo usados durante años elementos arquitectónicos originales como cuadras para animales.

Naves del monasterio con la espadaña al fondo

De la Lista Roja a la Lista Verde

Ese mal estado de conservación y el peligro de derrumbe significó la inclusión del monasterio dentro de la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra en 2018, a pesar de que ya llevaba varias restauraciones sobre sus hombros, especialmente en la iglesia.

Las últimas actuaciones se han centrado especialmente en el refectorio y en uno de los dos claustros que tuvo el monasterio (del segundo apenas queda nada). Esto se tradujo en la salida en 2021 de esa Lista Roja para pasar al color verde.

Ruinas de las dependencias del monasterio

La última gran intervención se ha centrado en la panda norte del claustro que presentaba uno de los peores estados de conservación de todo el edificio, y que llevaba décadas apuntalada. Esta actuación, que ha supuesto una inversión por parte de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de 408.160 euros, se suman al 1,2 millones de euros destinados a este inmueble titularidad de la Junta de Castilla y León.

Con la recuperación del espacio del claustro, desde el Ayuntamiento de Mansilla Mayor quieren utilizarlo para actividades culturales como conciertos, teatros, o lucha leonesa, así como exposiciones como la de arte contemporáneo que se encuentra abierta al público en la actualidad.

Exterior de la iglesia del monasterio. Foto: Ayuntamiento Mansilla Mayor

Rasgos arquitectónicos

Aunque una buena parte de conjunto está en ruinas y abandonado, eso no significa que no existan bellas muestras de su arquitectura, tanto de su primera fase de construcción tardorrománica, como de las posteriores ampliaciones y reformas.

El conjunto se estructura a la manera del Císter, es decir, con un gran claustro central en uno de cuyos lados se ubica la iglesia de tres naves y en el opuesto el refectorio, calefactorio y cocina.

Sala capitular

La iglesia es el elemento que mejor se conserva. Exteriormente destaca la bonita cabecera formada por tres ábsides semicirculares, siendo el central más grande que los otros dos. En ellos todavía se pueden contemplar unos canecillos, aunque bastante desgastados. Interiormente destacan las bóvedas y el coro restaurado que se ubica en el centro de la iglesia.

Coro Monasterio de Sandoval

Y no olvidemos visitar su claustro recién restaurado, de estilo clasicista del siglo XVII, en cuya planta baja puede verse la entrada cegada de la sala capitular, la casa del abad, el almacén, la cocina, refectorio o la sala de los monjes, donde aún se aprecian los restos de los arranques de las bóvedas y el suelo original.

Todo lo demás son construcciones que servían al monasterio, como la panera-establo (que se desplomó en 2015 y que ha sido rehabilitada), un palomar de sillares de piedra y planta circular que es pasto de las zarzas y otros muchos elementos diseminados y sin catalogar.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Diez libros optan al XXI Premio de la Crítica de Castilla y León

El Palacio de la Isla, en Burgos, ha dado a conocer los diez títulos finalistas del XXI Premio de la Crítica de Castilla y...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Sanclodio 2023 se presenta en primicia en la cata con motivo de los Goya

La nueva añada de Sanclodio 2023 llega a Valladolid desde tierras gallegas y lo hace por la alfombra roja en una cata especial en...