spot_img
spot_img

Alicornio, embajadores de sonidos olvidados

El dúo folk Alicornio lleva más de una década volcado en una misión: dar una nueva vida a toda esa música tradicional que rozaba el olvido

Daniel González

Les unió el amor. El amor al arte, su tierra y su música, a la tradición. Ella es historiadora del arte, él es filólogo hispánico. Ella al violín, él a la guitarra y al bouzouki. Ella se llama Águeda Sastre Zamora, él Carlos Martín Aires, y los dos juntos forman un dúo que reinterpreta de forma respetuosa los temas tradicionales del folklore de Valladolid y sus comarcas. Su nombre artístico: Alicornio.

El grupo, ya consolidado en el panorama folk regional, comenzó su andadura discográfica con la publicación de su primer álbum, ‘Sol de los soles’, en el año 2018. Pero su historia comenzó mucho antes. Porque cuando se habla de piezas folklóricas, muchas veces hay que rebuscar en más oscuro desván, seleccionar, investigar, escuchar una y otra vez, y ya, por fin, “tocarlas y cantarlas hasta sentirlas un poco nuestras, o más bien, sentirnos nosotros parte de ellas”, subrayan Águeda y Carlos.

Poner en valor el patrimonio musical

Todo eso requiere mucho tiempo y trabajo si se quiere hacer bien. Así lo atestigua la carrera de Alicornio, que comenzó su labor de rescate de sonidos olvidados en el año 2012. Su mayor fuente ha sido el Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz, donde se pueden encontrar publicaciones y archivos de recopiladores expertos. “Sin su trabajo previo, no sólo nosotros no podríamos hacer nuestra música, sino que un patrimonio importantísimo se habría perdido”, manifiestan.

En este sentido, echan de menos la colaboración de las instituciones regionales y locales para financiar la investigación no solo en el campo musical, sino en la indumentaria, los oficios tradicionales, danzas… “Como en muchas otras áreas de las Humanidades, la mayoría de los investigadores trabajan por amor al arte y son los que verdaderamente están poniendo en valor nuestro patrimonio”, sostienen.

Una labor colectiva de creación, y posterior investigación y recopilación, que se ha materializado en el repertorio del dúo vallisoletano. Tanto en su primer álbum, como en el segundo, con el nombre de ‘Luna de mayo” y publicado recientemente, en diciembre de 2022. En este nuevo disco, además, se expanden más allá de las fronteras vallisoletanas, rescatando sonidos de otras provincias como Segovia, Palencia o Zamora.

Música para conocernos mejor

Su pasión por las músicas de raíz fue lo que unió a Carlos y Águeda. Se conocieron en las sesiones de música folk que había en el Maeloc, un bar de Valladolid. Al principio, formaron un dúo de música irlandesa, pero no tardaron en comprender que su misión estaba con “nuestra propia música, la del lugar de donde somos y donde vivimos, y decidimos ahondar en ello”, recuerdan.

Nació así Alicornio, nombre que hace referencia a un animal mitológico que en algunas zonas de la península es un unicornio alado, en otras un águila de varias cabezas con cuernos en la frente. “Antiguamente, la gente solía tener amuletos de cuerno de alicornio para purificar el agua y proteger su salud”, señalan.

Un recorrido teatralizado por San Miguel del Pino al son del violín

En el primer disco de la pareja, el folklorista Joaquín Díaz escribió unas palabras para el libreto del CD, mencionando la relación del animal fantástico con el trabajo del grupo: “La leyenda cuenta que el fabuloso animal que da nombre a este dúo vivía en las altas cumbres y sólo transmitía sus cualidades a quien se acercaba a él con pureza de mente y de corazón. Exactamente como ellos –Águeda Sastre Zamora y Carlos Martín Aires– se han acercado a la música de tradición: sin prejuicios y con honestidad. El resultado es sorprendente y luminoso”.

Un compromiso con la pureza de la tradición, con su poder, que tratan de transmitir en cada una de sus actuaciones. “Todos nosotros somos responsables de lo que transmitamos a las generaciones futuras: cuanto mejor conozcamos lo que nos dejaron a nosotros, más rica y saludable será esa tradición”.

Esta es y será la razón de ser de la música de Alicornio. Recuperar con su música aquellos ecos del pasado que se escondían en el desván, que se estaban silenciando, para darles un nuevo aire sin perder su esencia popular.

Un baúl de voces para recuperar la Memoria

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Valladolid rinde tributo a Concha Velasco con un ciclo de sus películas más emblemáticas

El Ayuntamiento de Valladolid, en colaboración con la Semana Internacional de Cine (Seminci) y el Teatro Calderón, rendirá tributo a la destacada actriz vallisoletana...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Nidia: vinos cristalinos y brillantes con corazón de Olmedo

Edu Mongil Cuando algo funciona muy bien, el consejo que mucha gente da es no tocar nada, por lo que pueda pasar. Los verdejos de...