spot_img
spot_img

Villavellid se une en una asociación para salvar su arruinada iglesia

El tiempo no ha sido benigno con los monumentos de Villavellid. Para ponerle remedio sus vecinos han unido fuerzas en una recién creada asociación

Daniel González

De sólida sillería de piedra, bien labrada y encajada, la iglesia de San Miguel de Villavellid es una de esas ruinas que no esconde sus vergüenzas. Junto con el castillo, también arruinado, es el edificio más notable de esta pequeña localidad de la Tierra de Campos vallisoletana.

Un pueblo con 50 habitantes censados que es pequeño ahora, pero grande antaño. En el siglo XVI la villa era una de las mayores productoras de trigo y se llamaba Villavellid del Oro. Claro que de eso hace mucho, y tras el éxodo rural del siglo XX, toda esa grandeza acabó abatiéndose a merced del tiempo y el abandono.

Vista de Villavellid

La iglesia de San Miguel es una muestra perfecta de esta historia. Separada por unos cientos de metros del casco urbano del pueblo, muestra en su notable fábrica de piedra la pujanza de la villa en el siglo XVI cuando se construyó, y también la decadencia de los últimos 30 años del siglo pasado, cuando fue desmantelada y abandonada.

Iglesia de San Miguel de Villavellid

Su situación actual es más que preocupante. No cuenta con una protección específica, es una área de descanso y recreo de aves y amenaza con el desplome de su torre, que se derrumbará si cede uno de los arcos. Es por ello que está en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra, y también la razón por la que los vecinos acaban de formalizar la creación de un colectivo para su conservación y puesta en valor: la asociación ‘Villavellid del Oro’.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Villavellid (@villavellid)

Motivados por el futuro de su pueblo

«Queremos poner en marcha esta iniciativa con la finalidad de conservar y recuperar el patrimonio histórico y artístico de nuestro pueblo como fundamento paro una mayor visibilidad y así poder crear oportunidades de desarrollo en lo localidad.», explican en un comunicado lanzado en la red social Instagram.

Su principal y primer objetivo es la conservación de su «querida pero arruinada y abandonada San Miguel». Tras años de abandono y expolio, creen que es el momento de consolidar la ruina del que consideran «uno de los mayores símbolos» del pueblo.

Para ello, desde la Asociación unirán fuerzas para proponer ideas y soluciones con el fin de mejorar todo aquello que sea posible, y a su vez ayudar al Ayuntamiento en las gestiones y actividades que sean necesarias. «Los motivos que nos mueven son el amor o este pequeño gran pueblo, así como poder unir y honrar a nuestras generaciones pasadas preservando nuestro patrimonio para los que estén por llegar», explican.

Abierta a nuevos socios

En el mismo comunicado animan a cualquiera a formar parte de su colectivo. «El hacerse socio/ a de la asociación no conlleva ninguna responsabilidad ni obligación más allá de apoyar la iniciativa, entendiendo dentro de las medidas y posibilidades de cada miembro poder asistir a las asambleas que se convoquen y participar en las actividades y toma de decisiones».

«La asociación está ya en proceso de inscripción y a partir de Semana Santa iremos apuntando a los socios que van a participar en la iniciativa», apunta Jorge Rico González, uno de los fundadores de la asociación.  Basta con contactar él por teléfono (665 61 53 29) o con Adrián Diez García (665 04 16 98) para poder inscribirse como socio. «La primera asamblea sería en agosto si todo va bien».

Una iglesia erigida por orden de los Reyes Católicos

Se cree que a raíz de la victoria de Isabel la Católica en la Guerra de Sucesión Castellana (1475-1479), se levantó la iglesia de San Miguel en Villavellid del Oro a principios del siglo XVI, como expresión de poder en contra de los partidarios del regidor de Toro, que tras la decisiva Batalla de Toro, en el año 1476, perdió su castillo, al ser de partidario de la rival de Isabel por el trono, la Infanta Juana La Beltraneja. Muestra de este hecho, son los dos medallones tallados con las efigies de Isabel y Fernando situados en la portada del templo.

Portada de la iglesia de San Miguel de Villavellid

En torno al año 1970 fue cuando la iglesia fue desmantelada por el obispado de Valladolid. La mayoría de las piezas fueron trasladadas a la otra iglesia del pueblo, la de Santa María, donde acabó la pila bautismal, un capitel mozárabe que sirvió como pila de agua bendita y algunas tallas. El resto de las obras de arte se cree que fueron vendidas a varios anticuarios.

Disponía de dos naves, cinco altares, sacristía, baptisterio, coro bajo de sillería de nogal y coro alto. La torre, toda en piedra menos el cimborrio, consta de tres plantas y subida de caracol.

Castillo de Villavellid. Foto de Jorge Rico
spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Los vinos de Castilla y León, líderes en alimentación y hostelería

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), ha compartido con los consejos...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

CM Prestigio recibe el Gran Bacchus de Oro

Uno de los vinos más reconocidos de Bodega CM de Matarromera acaba de alzarse con el máximo reconocimiento del Concurso Internacional Bacchus. CM Prestigio...