spot_img
spot_img

Paredes de Nava, cuna de genios

Agazapada en el paisaje de Tierra de Campos como un león en plena sabana, Paredes de Nava se mimetiza con un fondo cerealista para no parecer la mayor cuna de genios de España. Pero no puede disimular que en sus cuatro parroquias nacieron personajes que marcaron un antes y un después en la literatura, la pintura o la escultura. El adobe se hace historia en este pueblo en el que casi se tocan la ruta jacobea y el Canal de Castilla

Ricardo Ortega

La plaza de España de la localidad palentina es una de las más singulares de la provincia. Enmarcada por soportales de trazado imposible -solo se conservan por tramos, en unas aceras situadas en diferentes alturas-, está presidida por Santa Eulalia, edificio religioso rico en obras de arte y que fue adoptando los diferentes estilos arquitectónicos como un camaleón en cuyo ADN se pueden tomar incontables lecciones de arte.

Su torre y sus naves reflejan las tres fases artísticas que impregnan a toda la comarca: románico, gótico y renacentista. El interior de la iglesia destaca por un rico retablo mayor, aunque el visitante -o el feligrés distraído- se maravillará cuando dé la espalda al altar y contemple cómo la construcción de la fábrica engulló a los tres primeros cuerpos de la torre, cuya cara este permanece incrustada en el edificio.

Santa Eulalia, Paredes de Nava

Santa Eulalia posee uno de los más antiguos museos parroquiales de España, inaugurado en 1964 y que alberga una reliquia extraordinaria: una supuesta costilla del apóstol Santiago. Aunque su autenticidad está más que cuestionada, lo cierto es que se trata del único objeto venerado como resto del santo que ha llegado hasta nuestros días.

Del valor de las piezas expuestas da cuenta el hecho de que muchas se han cedido para muestras del Museo del Prado, diferentes ediciones de Las Edades del Hombre o exposiciones universales. En la Expo de Zaragoza se mostró el Rey David pintado por Pedro Berruguete, que forma parte del retablo mayor de Santa Eulalia.

Vista desde fuera, la torre de Santa Eulalia sorprende por su chapitel de tejas esmaltadas, verdaderas ‘escamas’ coloreadas que aportan elegancia al conjunto del edificio y que, en función del sol, convierten a esta atalaya cristiana en faro de los viajeros que atraviesan la Tierra de Campos.

Al pie del templo destaca el monumento levantado a uno de los hijos más ilustres de la localidad, encargado de recordarnos que “nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, que es el morir”. Jorge Manrique, autor de las coplas por la muerte de su padre, nació en Paredes en torno a 1440 y cuenta con la que en realidad es la principal escultura erigida en la localidad. Fue esculpida en los años 80 y se completó en 2002 con un panel que el soldado poeta comparte con la musa que le inspira.

Rey David, BerrugueteLos hechos de armas que jalonan la biografía de este poeta soldado se produjeron muy lejos de Paredes de Nava, del mismo modo que la mayor parte de los 48 poemas que se conservan de él fueron escritos en otras latitudes. Pero los vecinos de la villa palentina pueden sentirse orgullosos de que Manrique se encuentre entre sus paisanos.

Podría haber sido uno más entre los muchísimos poetas del siglo XV que cantaban a sus damas con los tópicos del amor cortés, pero la hondura con que expresó sus sentimientos ante la brevedad de la vida y la vacuidad de lo mundano situaron a sus coplas en la cumbre de la literatura española.

Además, la presencia de los Manrique no carece de importancia en la historia de la localidad, pues don Rodrigo, padre de Jorge, fue nombrado primer Conde de Paredes, lo que supuso un hito de relevancia en la historia de la localidad.

Otros hijos ilustres de la localidad fueron el pintor Pedro Berruguete, su hijo Alonso Berruguete, escultor, y su sobrino nieto Inocencio Berruguete, que cultivó diversas artes plásticas. A Pedro, el más reconocido de los tres, se le considera introductor en España del Renacimiento en la pintura, tras su contacto con la Italia del Quattrocento. Sin embargo, su estilo siempre incorporó matices personalísimos que hoy nos hacen recordar al gótico mas acendrado. Es lo que se dio en llamar el arte de los Reyes Católicos.

Paredes de Nava

La enumeración de vecinos relevantes debe incluir a Gregoria Matorras, madre del general San Martín, conocido como el ‘libertador de América’. Un busto suyo le rinde tributo junto a la iglesia de San Juan. También al psiquiatra Antonio Vallejo-Nágera, cuya obra fue ampliamente superada por la de su hijo, el literato, conferenciante y divulgador Juan Antonio Vallejo-Nágera.

Son muchos los personajes nacidos en la villa o vinculados a ella y sería injusto no acordarse, al menos, del pintor Esteban Abril, nacido en 1910 y fallecido en Perpiñán -donde se exilió tras la Guerra Civil- en 1996. La localidad le rinde tributo con una muestra permanente de dibujos cedidos por la familia.

Abril es, así, el artista local con mayor obra expuesta en Paredes. Sus dibujos son parada obligada para el visitante, al igual que la iglesia de San Juan -que acoge un centro cultural-, Santa María o San Martín.

Grajal de Campos, el señorío del adobe

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Diez libros optan al XXI Premio de la Crítica de Castilla y León

El Palacio de la Isla, en Burgos, ha dado a conocer los diez títulos finalistas del XXI Premio de la Crítica de Castilla y...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Sanclodio 2023 se presenta en primicia en la cata con motivo de los Goya

La nueva añada de Sanclodio 2023 llega a Valladolid desde tierras gallegas y lo hace por la alfombra roja en una cata especial en...