spot_img
spot_img

La torre románica más alta de la provincia de Palencia

Un excepcional mirador a Tierra de Campos, los restos de un castillo, y la torre románica más alta. Tres razones más que suficientes para acercarte a Torremormojón, un pequeño pueblo a 30 kilómetros de la capital palentina

Daniel González // Pueblos de Tierra de Campos

Lo diremos tantas veces como sea necesario. Si haces una escapada por Tierra de Campos libérate de prejuicios y no dudes en entrar en esos pueblos que ni te suenan de nombre o que obligan a desviarte por carreteras secundarias. No te arrepentirás. Uno de ellos es Torremormojón, una localidad a tan solo 6 kilómetros de la más populosa Ampudia que puede pasar desapercibida, aunque no será por la altura de sus monumentos ni por la amplia panorámica que tiene de la comarca terracampina.

El orgullo del pueblo: la torre de su iglesia

Torremormojón es de esos pueblos que, aunque no tiene un puesto notorio en el plano turístico, tiene mucho que contar. Lo primero que te llamará la atención desde la distancia es la altura del campanario de su única iglesia dedicada a Nuestra Señora del Castillo. Pero, si te aproximas aún más a ella, verás otra cualidad nada desdeñable en su esbelta figura. Y es que se trata de la torre románica más alta de la provincia de Palencia.

Tal es su grandeza que se ha llegado a comparar con el campanario de la iglesia de La Antigua de la ciudad de Valladolid, con la diferencia de que el templo vallisoletano está rematado por un chapitel apiramidado de teja y presenta mayor finura en sus líneas. Luego, dentro de la provincia de Palencia, el campanario de Torremormojón rivaliza en altura con la mismísima iglesia de Santa Eulalia de Paredes de Nava.

Pero no solo su torre es digna de admiración. El resto del templo, todo de piedra y compuesto por tres naves de estilo gótico y ábside poligonal, se alza imponente por encima de los tejados de las casas. Una catedral más nacida de esa Tierra de Campos antaño próspera que, además, guarda otra joya en su interior. Hablamos del retablo del altar mayor. Una magnífica obra plateresca salida de las manos maestras de uno de los mejores escultores castellanos, Juan de Balmaseda.

La otra ‘estrella’ de su patrimonio

La iglesia de Torremormojón no es la única estrella rutilante de su patrimonio. Si alzas la mirada al cerro que se levanta a los pies del casco urbano del pueblo, verás que en la cima hay piedras formando unos maltrechos muros. Una ruina, sin duda.

Restos del castillo de Torremormojón, conocido como la estrella de Campos. Foto: Palencia Turismo

Es el viejo castillo con el que contó la localidad, uno de los más antiguos de la provincia del que se ya se tenía constancia en el siglo X y XI cuando este solo era una torre vigilante en la frontera entre los reinos de Castilla y de León. Más tarde en el siglo XV el castillo se amplió y participó activamente en la Guerra de las Comunidades. Entre sus muros se refugiaron las tropas imperiales sitiados por unos comuneros que después saquearon la villa.

El edificio defensivo tenía planta rectangular, adarve de defensa, foso, cubos en las esquinas, y una torre del homenaje de tres pisos. Todo ello, levantado prominente sobre un cerro con excelentes vistas a Tierra de Campos, hizo que el bastión recibiera el apelativo de «Estrella de Campos», nombre con el que se le conoce todavía en la comarca.

El castillo por encima del cerro a los pies del casco urbano de Torremormojón

De este esplendoroso edificio apenas quedan cimientos ahora. Si subes a la cima del monte tendrás que ponerte muy imaginativo. Una vez sin uso, sus piedras sirvieron de cantera para las construcciones del pueblo y se emplearon como palomar. Eso sí, la panorámica desde sus restos todavía sigue siendo espectacular. Está comunicado visualmente con los castillos de Ampudia y Belmonte de Campos, en la provincia de Palencia, y Montealegre, en la de Valladolid.

Las arrugas de Tierra de Campos

Ya por último recomendamos que deis un calmado paseo por las calles del municipio. Muy necesario para palpar su realidad actual más allá de sus hitos monumentales.

Vista de Torremormojón desde el cerro del castillo

Porque en Torremormojón verás las arrugas de Tierra de Campos. Verás un pueblo envejecido en población y en arquitectura. Con menos de 50 habitantes, exhibe un muestrario de casas de adobe, muchas en ruinas, y también algunas construidas con esa piedra obtenida del castillo. También podrás disfrutar de una nutrida colección de palomares y hasta un antiguo convento cerca de la plaza de la villa con interesantes escudos de piedra.

Ayuntamiento de Torremormojón y al lado el edificio del convento. Foto: Palencia Turismo

Una vez visto todo, es posible que te vayas de Torremormojón con una sensación algo agridulce. Suele suceder con los pequeños pueblos de esta comarca cuyo noble pasado es ahora una pesada carga que mantener. Por eso es tan importante visitarlos, darlos a conocer con vuestras fotografías, con el boca a boca. Un acto que puede parecer irrelevante, pero que es un primer paso muy necesario para garantizar su futuro.

 

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

El VII Foro de la Cultura llega al Teatro Calderón con un fin de semana consagrado a los relieves del humor

El VII Foro de la Cultura llega mañana a su escenario principal, el Teatro Calderón, donde, hasta el domingo, ponentes como Pantomima Full, Carlos...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Sanclodio 2023 se presenta en primicia en la cata con motivo de los Goya

La nueva añada de Sanclodio 2023 llega a Valladolid desde tierras gallegas y lo hace por la alfombra roja en una cata especial en...