spot_img
spot_img

Hay una escultura de Chillida en Valladolid (y cumple 40 años)


Desconocida por muchos, la ciudad de Valladolid también cuenta con una escultura del famoso artista de Eduardo Chillida. Su ubicación: cerca del Colegio de San Gregorio

El 7 de noviembre de 1982, hace ahora 40 años, Valladolid era testigo de un hecho insólito: el de la colocación en pleno corazón histórico de la ciudad de una curiosísima escultura de acero. Lo hacía frente a los silenciosos muros del Colegio de San Gregorio, sede de la colección histórica del Museo Nacional de Escultura, justo al lado de la lenta encina cuya sombra todavía hoy la vigila.

Aquel óxido recién llegado era algo más que una obra de arte. En realidad, bajo su pesada piel, latía la historia de una amistad, de una admiración: la del poeta de la generación del 27 y natural de Valladolid, Jorge Guillén, y uno de los más aplaudidos artistas españoles en el ámbito internacional, Eduardo Chillida. Ambos se conocieron en 1971, cuando el escultor fue invitado a impartir clases en la Universidad de Harvard. Allí era docente Guillén, exiliado de España desde 1938. Ese lazo dio primero sus frutos en un libro de artista para saltar, poco tiempo después, a una serie de esculturas bajo el título Lo profundo es el aire.

Chillida quiso rendir homenaje al primer ganador del Premio Cervantes en su ciudad natal con una escultura que inauguró él mismo en noviembre de 1982, con la presencia de numerosas autoridades de la época y grandes literatos del momento. Fue la llegada de Tomás Bolaños a la alcaldía de la ciudad en 1979 lo que dio el impulso definitivo al proyecto, que llevaba siete años parado. El alcalde tardó, aún, otros tres años en ultimar los detalles y presentárselos a Guillén, entonces residente en Málaga, quien, debido a su delicado estado de salud, envió a su hijo Claudio en su representación.

La escultura, de 3,5 metros de longitud y 1,5 de altura, fue realizada en acero y sus ya 40 años de edad le han hecho merecedora de un homenaje por parte del Museo Nacional de Escultura. En torno a esta escultura se han organizado una serie de actividades para este mes de noviembre. Con ellas se quiere invitar a bucear en la capacidad inspiradora que el donostiarra ha dejado en la práctica artística de una selección de jóvenes creadores pertenecientes a las esferas de la música, el cine, la danza, la arquitectura o la pedagogía.

Lo profundo es el aire en movimiento. Taller de danza y performance

Este ciclo se abre con un taller de danza a cargo de la bailarina, coreógrafa y performer Lola Eiffel. Para la ocasión, la Académica de las Artes Escénicas se subirá a lomos del homenaje a Guillén para enseñarnos cómo expresar, a través del cuerpo, algunas de las ideas que Chillida forjó en este metal: del abrazo del vacío a la ingravidez, de la ocupación del sólido a la flotación.

Eiffel ha contado con la colaboración del Museo Chillida Leku, en Hernani, que pudo visitar ‘la casa de Eduardo’, conocer su obra y así inspirarse y dar forma a la performance preparada para la ocasión.

El taller y performance se celebrará el sábado 12 y domingo 13 de noviembre, de 10.30 a 13.30 h en la Capilla del Colegio de San Gregorio. Requiere de inscripción (previa y gratuita) en reservas.museoescultura@cultura.gob.es

Chillida y el libro de Bach © Fotografía cortesía del Museo Chillida-Leku

Una vida de película. Chillida: Esku Huts

A los 19 años Eduardo Chillida (1924-2002) era un atleta llamado a ser leyenda del fútbol. Pero una lesión brutal durante un partido (por cierto, contra el Pucela, en el viejo estadio José Zorrilla) le apartó para siempre del deporte profesional. Nadie excepto Pilar Belzunce, su compañera de vida, sospechaba en aquel momento que el joven portero de Hernani se disponía a reescribir su destino y a morir unas décadas más tarde como uno de los mayores escultores del siglo XX (*nota de su director, Juan Barrero).

El documental Chillida. Esku Huts (La mano vacía) no es una biografía convencional. Se trata de una evocación poética y trepidante de un artista incomparable cuya personalidad sigue viva a través de sus obras y de aquellos que vivieron muy cerca de él, de sus ocho hijos y de sus más estrechos colaboradores.

La sesión tendrá lugar el jueves 17 de noviembre a las 19 h, en el salón de actos del Palacio de Villena. La entrada es libre y gratuita hasta completar aforo.

Un abrazo musical. La casa de Bach

Chillida fue un auténtico apasionado de la música del compositor J. S. Bach. De camino a una de sus clases de arquitectura en Madrid, escuchó los sonidos de la Suite número 4 para violonchelo solo. «Era una música que yo no había escuchado nunca y me senté allí, en la escalera; entonces ya me quedé con Bach toda la vida». Tal fue su pasión que llegó a dedicarle un libro de artista, varios homenajes en metal o granito, y hasta una casa (un ‘modesto’ acero, hoy en el Museo Reina Sofía, seguramente modelo a escala incierta de otra realidad).

El concierto que Amarilis Dueñas ofrecerá en la capilla del Colegio de San Gregorio te invita a degustar, a través de las partituras del maestro del contrapunto, los matices de esa «música callada» que habita en el hierro, el alabastro o el papel de las esculturas de Chillida.

Será el lunes 21 de noviembre a las 20 h. La entrada es libre y gratuita hasta completar el aforo.

Reconstruyendo a Chillida

Un arco, una columna, un capitel, una ventana; probemos a ver si encaja. Este taller para familias es todo un reto constructivo. El centenar de piezas de polietileno que forman el puzle escala 1:1 de Lo profundo es el aire plantean re-convertir la escultura de Chillida en una suerte de laboratorio de formas. Se hará con el sistema Lupo, una herramienta didáctica basada en la arquitectura y que extiende su didáctica hacia las matemáticas, el dibujo, la física, el arte, la historia, la música o el diseño. Piensa con las manos y atrévete a crear.

La sesión tendrá lugar el sábado 26 de noviembre de 11.30 a 13.30 h bajo la dirección del arquitecto Luis M. Fernández. Esta actividad requiere de inscripción (previa y gratuita) en reservas.museoescultura@cultura.gob.es o en el teléfono 983 250 375.

Pareceres

Cierra el ciclo una visita dialogada que te acercará, como nunca antes lo has hecho, a esta insólita escultura. Podrás sentir su tacto, oír su eco, paladear su sonido. Y todo en un entorno de participación que buscar fomentar el diálogo y la escucha.

La cita es el jueves 30 de noviembre a las 12 h. Puedes inscribirte de forma gratuita en reservas.museoescultura@cultura.gob.es en el teléfono 983 250 375.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Diez libros optan al XXI Premio de la Crítica de Castilla y León

El Palacio de la Isla, en Burgos, ha dado a conocer los diez títulos finalistas del XXI Premio de la Crítica de Castilla y...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Sanclodio 2023 se presenta en primicia en la cata con motivo de los Goya

La nueva añada de Sanclodio 2023 llega a Valladolid desde tierras gallegas y lo hace por la alfombra roja en una cata especial en...