spot_img
spot_img

Un viaje de arte exuberante por las 6 ‘Capillas Sixtinas’ de Castilla y León


En estos fascinantes lugares tus ojos no podrán parar de tanto arte que contemplar

Siempre salvando las distancias con la verdadera Capilla Sixtina del Vaticano, se dispersan por Castilla y León determinados templos que te dejan con un ¡Wow! en la boca. Lugares decorados con exuberancia, de mayor o menor calidad artística, que sorprenden más si cabe por su ubicación, pues la mayoría te los encontrarás en el medio rural de la región. ¿Cuántas de estas seis ‘Capillas’ de la lista conoces?

Capilla de los Benavente de Medina de Rioseco

1. La Capilla de los Benavente

Medina de Rioseco es sinónimo de arte. Arte a lo bestia. Y es que este pueblo vallisoletano atesora en su casco urbano un mosaico patrimonial que ya quisiera muchas ciudades o pueblos más grandes. El mejor ejemplo lo vemos en la iglesia de Santa María, uno de los principales templos del pueblo, de transición del gótico al renacimiento, y en cuyo interior se encuentra la denominada “Capilla Sixtina del arte castellano”.

Capilla de los Benavente de Medina de Rioseco

Se trata de la Capilla de los Benavente, y no la verás nada más entrar a la iglesia, pues se encuentra escondida en la nave izquierda tras una sobresaliente rejería, próxima al altar mayor. Su decoración fue encargada en 1544 por Álvaro de Benavente con el propósito de albergar sepulcros, y en su increíble decoración intervinieron los mejores artistas de la época, entre ellos los tres hermanos Corral de Villalpando, maestros del yeso.


Panteón de los Reyes de León. Foto: Cardinalia Comunicación

2. El Panteón de los Reyes de León

Si el Monasterio del Escorial es el cementerio real de la corona española, la Basílica de San Isidoro de León lo es para los reyes de la corona leonesa. Y es que durante los más de dos siglos de poder que abarcó este importante reino altomedieval, antes de fusionarse con Castilla, un total de 11 reyes, 12 reinas, 10 infantes, 9 condes y diferentes nobles fueron enterrados en esta basílica en un espacio conocido como Panteón de los Reyes. Y tal mausoleo real bien merece una buena decoración.

Así nació la que hoy se llama la “Capilla Sixtina del arte románico”, un maravilloso espacio constituido por mandato de Fernando I y Sancha como cementerio real. De ella, sobresalen la decoración de los capiteles de las columnas, pero, las verdaderas joyas de este espacio son las pinturas. Destacan no solo por su estética, también por su técnica al fresco que ha permitido que las pinturas lleguen a nuestros días en un maravilloso estado de conservación.


Interior de la ermita de San Baudelio de Berlanga. Foto: Soria Ni Te La Imaginas

Ermita de San Baudelio de Berlanga

Solitaria en medio de un pequeño valle entre las localidades sorianas de Casillas de Berlanga y Caltojar, se encuentra la “Capilla Sixtina del mozárabe”. Al igual que la ermita palentina anterior, al verla por fuera nada hace presagiar la joya del prerrománico que te vas a encontrar dentro. Pero esta cuenta con una triste particularidad, la mayoría de sus frescos fueron arrancados y vendidos al extranjero, y ya nunca volvieron.

Interior de la ermita de San Baudelio de Berlanga. Foto: Soria Ni Te La Imaginas

Un expolio que, a pesar de los estragos causados, no evita que sigas captando ese aire mágico que emite el templo. Todavía se conserva parte de la pintura original, y su estructura, arcos y columnas la convierten en un enclave único. En especial llama la atención su pequeña nave que tiene como centro un único pilar de la que salen ocho arcos de herradura como si fuesen las ramas de una palmera.


Ojo Guareña y la ermita de San Bernabé

En el norte de la provincia de Burgos, existe un lugar en el que puede hacerse un viaje al centro de la tierra al estilo de la novela de Julio Verne. Hablamos del Monumento Natural de Ojo Guareña, en la comarca de Las Merindades, un enclave fascinante que aúna la magia de la naturaleza, con el arte, la religión y la historia. ¿Y cómo es esto?

Ojo Guareña es un complejo kárstico de proporciones apoteósicas con cerca de 400 cavidades y más de 110 km de galerías que se adentran en la roca. Y como entrada principal a todo este complejo, está la ermita rupestre de San Bernabé. En ella también se cobija una pequeña “capilla sixtina burgalesa”, con un conjunto de pinturas sobre la pared lisa de la cueva que cuentan los milagros de Tirso y Bernabé.


Ermita de Nuestra Señora de la Piedad

La ermita de Nuestra Señora de la Piedad

Entre las aguas del Pisuerga y el Canal de Castilla se encuentra Herrera de Pisuerga, un pueblo del norte de la provincia de Palencia que tiene un secreto en forma de ermita. Pequeña y tosca por fuera, la ermita de Nuestra Señora de la Piedad puede pasar desapercibida fácilmente. Pero como muchas veces se dice, la belleza está en el interior, y en este caso la belleza es apabullante.

Detalle interior de la ermita

Llena de color y luminosidad, en ella no hay hueco sin ornamentar, razón de que haya recibido el sobrenombre de la “Capilla Sixtina palentina”. Una exuberancia que tiene su origen en 1902, cuando, a instancias del párroco Don Juan Merino Miguel, el pintor palentino Mariano Lantada decoró el interior de la ermita con un conjunto de frescos pintados al óleo. Más tarde, en el año 2009, el templo necesitó de una restauración, y se sumaron cuatro pinturas más del conocido artista Antonio Guzmán Capel.

  • Lee el artículo completo de la “Capilla Sixtina palentina”

Iglesia de Otero de Sanabria

La iglesia de Otero de Sanabria

Otero de Sanabria ha salido recientemente en las noticias por acoger la segunda parada zamorana del AVE Madrid-Galicia, lo que le convierte en el pueblo más pequeño de España donde para el AVE, puesto que solo cuenta con 24 habitantes. Una curiosidad que ojalá signifique que se conozca más el original tesoro que guarda silenciosamente en su iglesia parroquial de Santo Tomás Apóstol.

En su interior tus ojos tendrán mucho en lo que fijarse. Todo por las pinturas sobre madera realizadas en el año 1773 por Petrus Sopeña que se dispersan por toda la techumbre y columnas de la iglesia. En ellas se representan motivos vegetales, fuentes, jarrones, animales, castillos y ciudades idealizadas. Un exceso de arte y color, un cierto aire ingenuo, por lo que se le ha dado la denominación de la “Capilla Sixtina” sanabresa.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Un concierto en el Monasterio de Guisando, el plan perfecto para este verano

El Antiguo Monasterio de San Jerónimo de Guisando (Ávila) celebrará el próximo 22 de junio un concierto de viento a la luz de la...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Ribera Del Duero: el tercer destino enoturístico más visitado de España

La Ruta del Vino Ribera del Duero reafirma su lugar como una de las tres rutas enoturísticas más populares de España, recibiendo un total...