spot_img
spot_img

San Miguel de Caltojar, un imprescindible del románico rural soriano

 

Esta iglesia románica exhibe algunos elementos arquitectónicos muy singulares que lo convierten en un monumento enormemente atractivo para el visitante

Emilio Jesús Díaz García // Historiador del arte

El municipio de Caltojar se encuentra situado en la antigua Comunidad de villa y tierra de Berlanga, próximo al lugar en el que confluyen los ríos Escalote y Torete, unos once kilómetros al sur de Berlanga de Duero y a poco menos de cincuenta minutos en coche de la capital de provincia. Más o menos en el centro de la población se alza imponente la iglesia de San Miguel Arcángel, catalogada Bien de Interés Cultural en 1981 y considerada como una de las edificaciones románicas más afanosas de la provincia.

Su construcción está datada a principios del siglo XIII, pudiendo haber concluido sus obras en torno al año 1230. Aunque conserva su estructura medieval casi al completo, planta basilical de tres naves rematadas en ábsides, el edificio actual es el resultado de una serie de ampliaciones y reformas que se llevaron a cabo a lo largo de los siglos.

Iglesia de Santa Marta

Las portadas, su elemento más notorio 

Uno de los elementos arquitectónicos más relevantes que conserva es su portada meridional. Se abre en un cuerpo saliente del muro, que se encuentra rematado por una cornisa sustentada por diez canecillos de rollos. Está compuesta por cuatro arquivoltas de medio punto que apoyan sobre capiteles vegetales profusamente decorados, sustentados por columnas lisas. Los intercolumnios están decorados por una especie de banda vegetal compuesta a base de hojas. La arquivolta exterior presenta una decoración de dientes de sierra, mientras que el resto están ejecutadas mediante la conjugación de boceles lisos de medias cañas y diferentes tipos de moldurajes. La chambrana o guardapolvo está decorado con cabezas de clavo o puntas de diamante, uno de los ornamentos geométricos más característicos del lenguaje románico.

Portada sur de la iglesia de Caltojar

El vano de acceso está formado por dos arquillos de medio punto, cuyas dovelas presentan en sus vértices la misma decoración que la chambrana. En el centro, los dos arquillos rematan en pinjante vegetal sobre el cual, en la especie de tímpano que forman ambos arcos, hay tallada una tosca figura de San Miguel, santo al que está advocada la iglesia.

Portada septentrional tapiada

En el muro septentrional se conserva otra puerta que se encuentra actualmente cegada. La estructura es similar a la de la portada sur, pero mucho más sencilla. Está compuesta por tres arquivoltas de medio punto que apean sobre capiteles sustentados por columnas lisas y decorados con volutas en los vértices. Como muestran los vestigios arqueológicos es probable que también hubiera una chambrana cerrando la portada por la parte superior, la cual se ha perdido por completo.

El óculo de la iglesia de Caltojar

El óculo

Uno de los elementos más destacados y singulares del edifico es el gran óculo que conserva en la fachada occidental. De dimensiones considerables, está compuesto por cuatro círculos concéntricos, tres de ellos decorados con boceles lisos de medias cañas a modo de baquetoncillos, y diferentes moldurajes, creando un interesante juego retranqueado de entrantes y salientes. El segundo contando desde el vano, está decorado con motivos vegetales. El guardapolvo que circunda completamente el óculo por la parte exterior, está ornamentado igualmente a base de motivos vegetales muy similares a los del segundo círculo.

El ábside

En origen la iglesia contó con tres ábsides semicirculares, en correspondencia con las tres naves del edificio. En la actualidad únicamente queda completo el central. El de lado de la Epístola se perdió totalmente en el siglo XVII al construirse la sacristía. Por lo que corresponde al del lado del Evangelio, se conserva parcialmente. El ábside central destaca al exterior por la doble banda dispuesta en dos alturas de arquillos lombardos sustentados por canecillos de rollos.

Detalle del ábside de la iglesia

Marcando el ritmo vertical del muro se disponen un total de cinco columnas triples rematadas por capiteles decorados de formas diferentes. Mientras unos se adornan con una decoración geométrica consistente en espirales y líneas verticales incisas en la piedra, otros ostentan decoración de carácter vegetal. Su identificación es muy difícil debido a que su estado de conservación no es muy bueno.

Canecillo figurado

Los canecillos figurados

En el extremo este de la cornisa de la fachada sur de la nave central hay tallados un total de cinco canecillos figurados. De izquierda a derecha hay una cabeza de hombre con capucha, una cabeza de buey, una cabeza de persona que parece ser un hombre joven con el pelo largo, uno decorado con motivos vegetales, y una cabeza de hombre joven que parece ir tocado con una especie de gorro.

En el extremo este de la cornisa de la fachada norte de la nave central hay tallados un total de cuatro canecillos figurados. Estos, al ubicarse en la fachada más sombría y húmeda, se encuentran en peor estado de conservación que sus homólogos del lado sur. De izquierda a derecha hay una cabeza de animal, una cabeza de persona que parece de hombre, una cabeza antropozoomorfa, y una cabeza de animal de la que únicamente puede diferenciarse con claridad la oreja izquierda.

El resto de canecillos de la cornisa están decorados con los característicos rollos, similares a los del ábside y la cornisa de la portada principal.

Marcas de cantero en forma de caracol

Las marcas de cantero con forma de caracol

Una de las cosas más singulares que conserva la iglesia de Caltojar son unas marcas de cantero helicoidales con forma de caracol que se encuentran dibujadas en algunos de los sillares de los muros y en alguno de los tambores que conforman las columnas del ábside. Las marcas de cantero son signos lapidarios que correspondían a la signatura de un cantero o de un taller de canteros. Eran una herramienta que se utilizaba para señalar el trabajo que había realizado cada uno, a fin de establecer el salario que debía de cobrar cada trabajador o grupo de trabajadores.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Un concierto en el Monasterio de Guisando, el plan perfecto para este verano

El Antiguo Monasterio de San Jerónimo de Guisando (Ávila) celebrará el próximo 22 de junio un concierto de viento a la luz de la...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Ribera Del Duero: el tercer destino enoturístico más visitado de España

La Ruta del Vino Ribera del Duero reafirma su lugar como una de las tres rutas enoturísticas más populares de España, recibiendo un total...