spot_img
spot_img

Ruta por los 8 templos más antiguos de Castilla y León

Las iglesias de la región pueden cifrarse por miles, pero hay un grupo selecto de viejos templos prerrománicos que pueden contarse con los dedos de las manos

Por Daniel González

Vestigios de una época de la historia algo difusa. En Castilla y León se erigen pequeñas edificaciones, ya consideradas milenarias, que son los pilares artísticos sobre los que se construyeron, luego, templos más grandes y modernos. Arte visigodo y mozárabe, denominado de forma general prerrománico, que abarca la época de la Alta Edad Media entre los siglos VI al XI.

Son pocos las muestras de este arte que han llegado hasta nuestra época sin adulterar, y en muchos casos se enmarcan en construcciones más modernas. De hecho, no es extraño encontrase con templos mozárabes, más nuevos, construidos sobre las bases de otros previos visigodos. Esto se debe a que durante la repoblación del valle del Duero, a partir del siglo IX, se fueron construyendo iglesias sobre las ruinas de otros anteriores o sobre eremitorios rupestres que existían en la época visigoda.

Lugares que son joyas tanto por su antigüedad, como por lo trascendental de su existencia para la historia del arte y su evolución en siglos posteriores. Y como tienes que conocerlos, aquí te presentamos los 8 más antiguos de Castilla y León:

Basílica de San Juan de Baños

1. San Juan de Baños, la más antigua de España

La localidad palentina de Baños de Cerrato puede presumir de contar con la iglesia cristiana más antigua de España que se conserva en pie. Se trata de la Basílica de San Juan de Baños, que fue levantada en el 699 de la Era Hispánica que corresponde a la 661 actual, y declarada Monumento Nacional en el año 1897.

Este templo, a simple vista, podría pasar desapercibido, con un exterior modesto que termina una vez entras por su puerta principal, enmarcada en un arco de herradura. Este edificio, con 13 siglos de historia, es de planta rectangular basilical de tres naves, cada una de ellas está separada por una secuencia de arcos de herradura apoyados sobre columnas con capiteles corintios.

Exterior de la iglesia de Wamba. Foto: José Daniel Navarro

2. Wamba, enclave histórico visigodo

Situada a tan solo 17 kilómetros de la capital, la localidad de Wamba es uno de los lugares más singulares de la provincia. Lo es, primero por su nombre, siendo el único municipio de España que comienza con “W”. Pero también lo es por su rica historia, como bien atestiguan los muros de piedra de la iglesia de Santa María de la O.

El curioso nombre de este pueblo proviene del rey visigodo Wamba, que se cree fue proclamado monarca en esta localidad tras la muerte del rey Recesvinto. La iglesia de Santa María de la O, reconstruida en el siglo X sobre los restos de una previa visigoda, es de las más antiguas de la provincia de Valladolid, y destaca por la conjunción en su arquitectura de los estilos mozárabe, con los arcos de herradura de su cabecera, y el románico de su nave central y bella portada occidental.

Interior de la iglesia de San Cebrián de Mazote

3. San Cebrián de Mazote, mozárabe a lo grande

Si hablamos de arte mozárabe en todo su esplendor no podemos obviar la iglesia de San Cipriano en el municipio vallisoletano de San Cebrián de Mazote, construido en el siglo X y de orígenes visigodos.

Arquería de la iglesia de San Cebrián de Mazote

Este templo, de exterior algo anodino, está considerado ni más ni menos como el más grande de estilo mozárabe llegado hasta nuestros días. Sus naves, sustentadas a partir de unas preciosas arquerías de herradura, presentan una particular estructura, al sumar de forma muy armoniosa las características más destacadas de la arquitectura prerrománica española.

Iglesia de Peñalba de Santiago

4. Peñalba de Santiago, joya del arte de repoblación

Enmarcado en la comarca de El Bierzo, Peñalba de Santiago es un municipio que desprende belleza en cada uno de sus rincones con una auténtica arquitectura rural. Y, entre tanta hermosura, nos encontramos con la iglesia de Santiago de Peñalba.

Puerta de acceso a la iglesia

El templo es una auténtica maravilla del mozárabe español y del arte de repoblación. Se construyó en la primera mitad del siglo X, y, uno de sus elementos arquitectónicos más memorables, es la puerta de acceso con doble arco de herradura musulmán que se apoya en tres columnas de mármol.

Monasterio de San Miguel de Escalada. foto: @enpueblo

5. Monasterio de San Miguel de Escalada, una basílica en miniatura

Localizado en pleno Camino de Santiago, su estilo llama la atención por la época de su construcción. San Miguel de Escalada, situado en el municipio leonés de Gradefes, agrupa, tanto en su interior como en su parte externa, una combinación de estilos muy particular que convierten a este viejo cenobio en un lugar muy especial.

Fundado a finales del siglo IX por un grupo de monjes cristianos cordobeses, el monasterio es como una basílica romana en miniatura y fue asentada sobre una primitiva iglesia visigoda. Y, es la calidad y cantidad de su decoración esculpida, lo que lo convierte en un exponente fundamental del mozárabe leonés, destacando su pórtico exterior conformado por una serie de arcos de herradura califales

Iglesia de San Pedro de la Nave. Foto: Marce Alonso

6. San Pedro de la Nave, la última obra visigoda  

En la Tierra del Pan de Zamora, en la localidad de El Campillo, se levanta una de las últimas obras del arte visigodo: San Pedro de la Nave. Construido entre los años 680 y 711, justo en los años previos a la conquista musulmana, fue declarado Monumento Nacional en el año 1912.

La iglesia originariamente se emplazaba a orillas del río Esla, pero, al construirse el embalse de Ricobayo, habría quedado sumergido en sus aguas, por lo que se decidió su traslado piedra a piedra a la actual ubicación. Un desmontaje que permitió profundizar en las características del arte visigodo, siendo uno de los más interesantes de este periodo debido a la excepcional calidad de su escultura.

Cripta de San Antolín

7. La cripta de San Antolín, profunda obra de arte

En el subsuelo de la Catedral de Palencia, conocida popularmente como ‘La Bella Desconocida’, se esconde una de las joyas del arte altomedieval español: la cripta de San Antolín.

Restos visigodos de la cripta

La “cueva” está compuesta por dos partes diferenciadas: la más antigua, visigótica del siglo VII, y la más nueva protorrománica, del siglo XI. Su origen se remonta al reinado de Wamba, que la construyó para conservar los restos del mártir San Antolín, un noble visigodo ejecutado por no abrazar la herejía arriana. La construcción consiste en un pequeño espacio rectangular con tres arquillos en su cabecera, con un ensanchamiento a sus pies a modo de corto transepto.

Exterior de San Baudelio de Berlanga

8. La ermita de San Baudelio de Berlanga, bella y expoliada

‘La Capilla Sixtina del arte mozárabe’. Su sobrenombre lo dice todo: se trata de una de los edificios más singulares de España. La Ermita de San Baudelio de Berlanga, situada al suroeste de la provincia de Soria, es un monumento de gran interés, tanto por su arquitectura de arcos de herradura, como por sus pinturas románicas, de una singularidad excepcional.

La ermita fue construida a finales del siglo XI por artesanos, posiblemente, mozárabes. Como es el caso de muchas obras de arte españolas, sus pinturas murales fueron arracadas y vendidas al extranjero, y actualmente se encuentran dispersas en diferentes museos estadounidenses y en el Museo del Prado.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Gregorio Fernández en Medina de Pomar

¡De qué rostro más bello se ha valido el imaginero para representar la muerte del hombre! Nos deleita con un desnudo casi integral, en...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Los vinos de Ribera y Arlanza superan el reto de la sequía de 2023

La DO Arlanza califica la añada como Excelente, mientras para el Comité de Cata de la Ribera la cosecha del año pasado recibe la...