spot_img
spot_img

El declive de las aves esteparias en Castilla y León

Salvo en el caso de la avutarda, que mantiene poblaciones estables a nivel autonómico, el resto de especies muestran importantes descensos poblacionales, con numerosas extinciones locales

Las aves esteparias constituyen un conjunto de especies extraordinariamente original en el contexto europeo, reflejo de la propia originalidad de los hábitats que ocupan: medios abiertos áridos o semiáridos, de amplios horizontes, con escasez de arbolado y dominados por comunidades herbáceas o matorrales ralos. Estos medios han estado presentes de forma natural en la península ibérica desde hace milenios, habiendo sido la agricultura de secano y la ganadería, especialmente la agricultura de cereales y leguminosas y el pastoreo de ovejas, los generadores de estos singulares ecosistemas y paisajes de gran valor ambiental y, por tanto, aliados tradicionales de las aves esteparias.

En el contexto europeo, estos medios y aves se localizan fundamentalmente en la península ibérica, con enclaves menores en Francia, Italia y algunos países de Europa central y oriental, junto a los presentes en las grandes estepas rusas.

Esta alianza entre actividad agroganadera y aves esteparias se ha mantenido al menos hasta mediados del siglo pasado, pero la intensificación y los grandes cambios producidos desde entonces, especialmente durante el presente siglo, han comprometido esta favorable convivencia, siendo uno de los principales motivos por el cual el grupo de aves esteparias o agrarias registra en conjunto la peor evolución poblacional en los últimos tiempos. Esto está provocando un constante declive de sus poblaciones, siendo el grupo de aves que peor evolución está teniendo en las últimas décadas, tanto en Castilla y León, como en España o en el conjunto de Europa, motivo de que buena parte de ellas se encuentran incluidas en distintas normativas de protección de la biodiversidad.

Castilla y León alberga grandes extensiones de estos medios esteparios en campiñas y páramos, donde se localizan algunas de las principales poblaciones de este grupo de aves a escala europea o incluso mundial, como avutardas, sisones, alondras ricotí, gangas ibéricas, gangas ortegas, aguiluchos cenizos, aguiluchos pálidos o cernícalos primilla.

Uno de los objetivos es orientar el desarrollo de proyectos de energías renovables, especialmente de plantas solares fotovoltaicas, intentando evitar incidencias importantes en sus áreas más importantes

La Junta de Castilla y León, dentro de los trabajos de seguimiento de la biodiversidad en el que participan varios agentes medioambientales, está realizando en los últimos años importantes esfuerzo en la revisión del estado de conservación de estas especies, cuantificando su población y evolución, e identificando sus principales áreas de distribución. Para ello, en los últimos tres años se han realizado los censos autonómicos de avutarda, alondra ricotí, ganga ibérica, ganga ortega y sisón, así como el censo de buena parte del área de distribución de aguilucho cenizo, aguilucho pálido y cernícalo primilla.

Avutarda

Durante su periodo reproductor está presente en todas las provincias a excepción de Soria, donde únicamente está presente durante el periodo estival, cuando recibe una importante población de avutardas, especialmente de machos, procedentes de las poblaciones reproductoras de Madrid y Castilla-La Mancha. Aunque la especie presenta un área de distribución muy extensa, de aproximadamente 10.652,82 km2, el 90% de su población se localizan en Zamora, Valladolid y Palencia.

Su evolución muestra una relativa estabilidad poblacional a nivel de la comunidad, aunque con importantes diferencias entre áreas. A grandes rasgos, sus poblaciones aumentan en las comarcas de Tierra de Campos, Tierra del Pan y Los Oteros, así como en los pequeños núcleos más o menos aislados de la provincia de Segovia, mientras que disminuyen en La Armuña, Campo de Peñaranda – Tierras de Alba, La Guareña, Tierra de Campiñas, La Moraña y El Payuelo (León).

Ganga ibérica y ganga ortega

En las dos últimas décadas ambas especies han reducido y fragmentado sustancialmente su área de distribución, con descenso superiores al 50% en el caso de la ganga ibérica y superiores al 60% en el caso de la ganga ortega respecto a las poblaciones existentes a principios del siglo XXI. Ambas especies se han extinguido de buena parte de sus núcleos históricos presentes al norte del río Duero, rarificándose en los del sur, con numerosas extinciones locales.

Sisón

La especie se localiza fundamentalmente por el oeste y noroeste de la comunidad, en las provincias de León, Zamora y sus límites con Valladolid. La especie se ha extinguido o rarificado en numerosos núcleos históricos, fragmentando sus poblaciones, que han quedado recluidas principalmente a pequeñas áreas con hábitat óptimo, mostrando una disminución aproximada del 70% en las últimas dos décadas. Este acusado descenso se ha producido en general en toda la comunidad autónoma, especialmente relevante fuera de Villafáfila, ciertos páramos y campiñas leonesas y sorianas, así como pequeñas zonas del resto del territorio que mantienen una estructura de hábitat óptima para la especie.

Alondra ricotí

Esta especie está absolutamente ligada a los pastizales y tomillares ralos, por lo que la reducción de estos hábitat debido fundamentalmente a la pérdida del pastoreo de ovino en grandes áreas de parameras, provocando a su vez el aislamiento de los núcleos actuales, algunos de muy pequeña superficie, y por tanto, muy susceptibles a desaparecer a corto plazo. Este declive parece haberse incrementado en el último año, entre 2020 y 2021, probablemente como consecuencia de las extremas condiciones ambientales provocadas por la borrasca Filomena, acelerando la ya de por si negativa tendencia poblacional registrada con anterioridad.

Rapaces de medios esteparios: aguilucho cenizo, aguilucho pálido y cernícalo primilla

En 2021 se ha realizado también un importante muestreo de las poblaciones de aguilucho cenizo y aguilucho pálido, distribuido por la totalidad de la comunidad, así como un censo de las poblaciones de cernícalo primilla en el conjunto de ZEPA de la comunidad y sus áreas periféricas.

En el caso de los aguiluchos, se muestrearon 171 cuadrículas UTM 10×10 repartidas por la totalidad del área de distribución de ambas especies en la comunidad. Las provincias con mayores abundancias relativas de ambas especies fueron Palencia y Valladolid.

Los resultados obtenidos en 2021 muestran un claro descenso en la abundancia relativa de las poblaciones de aguilucho cenizo en todas las provincias excepto en Segovia, pero especialmente intensos en las provincias de León, Salamanca y Ávila. En el caso del aguilucho pálido los datos muestran por el contrario importantes aumentos de abundancia relativa a nivel general de la comunidad, con incrementos más importantes en Valladolid y Salamanca, detectándose en cambio importantes descensos en Burgos y León.

En el caso del cernícalo primilla aún no están procesados los datos del censo, aunque es previsible, que al igual que está sucediendo en otras regiones de España, la población haya sufrido un importante descenso, conociéndose la desaparición de distintas colonias históricas.

Conservación de las aves esteparias

Gracias a este intenso seguimiento, se dispone actualmente de información de calidad sobre la situación y distribución actual de estas especies, que está permitiendo desarrollar instrumentos de ordenación y planificación territorial tendente a evitar actuaciones que generen importantes afecciones negativas en las áreas más importantes para su conservación, así como fomentar en estas mismas zonas acciones compatibles y/o beneficiosas con su conservación (agricultura tradicional de secano, ganadería extensiva, etc.) y desarrollar futuras actuaciones de conservación.

Hasta la fecha se ha publicado el mapa de Zonas de sensibilidad ambiental para las aves esteparias en Castilla y León, categorizando la totalidad de la comunidad en zonas de sensibilidad Muy altaAltaMedia y Baja, con el objetivo principal de orientar el desarrollo de proyectos de energías renovables, especialmente de plantas solares fotovoltaicas, intentando evitar incidencias importantes en sus áreas más importantes

Actualmente está en elaboración el Plan de manejo de las aves esteparias en Castilla y León, cuya redacción estará finalizada en el presente ejercicio, con el objetivo asegurar poblaciones viables del conjunto de estas especies, manteniendo o aumentando sus poblaciones y área de distribución actúa, mediante la puesta en marcha de medidas preventivas que minimicen las amenazas existentes y medidas de gestión territorial compatibles o beneficiosas para este conjunto de especies en su ámbito de distribución.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

La Olmeda presenta ‘CVLTVRO 2024’ con más de 60 actividades de cultura e historia

‘CVLTVRO’. Mosaico Cultura Villa Romana La Olmeda se desarrollará desde este mes de abril hasta el 15 de diciembre. Su amplio programa está formado...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Música y vino se darán la mano en el Día Pruno de Finca Villacreces

Con tres meses de adelanto, Finca Villacreces pone a la venta las entradas para la séptima edición del Día Pruno. El sábado 22 de...