spot_img
spot_img

El primer románico ‘se anuncia’ en Urueña

En el extremo occidental de los Torozos, la iglesia de Nuestra Señora de la Anunciada es un ejemplo singular del románico lombardo, que en teoría corresponde en exclusiva al Pirineo de la antigua Corona de Aragón. Su piedra de pureza blanquecina nos ofrece algunas pistas de los lazos históricos que unen la comarca con los condados catalanes

Ricardo Ortega

Kilómetro y medio separa a la muralla de Urueña de la iglesia de Nuestra Señora de la Anunciada, un templo que complementa la oferta cultural de la localidad murada, tan conocida en el conjunto de España por albergar la Villa del Libro como la Fundación Joaquín Díaz.cimborrio

La Anunciada nos ofrece un contraste, un contrapunto. Se diría que mantiene con Urueña la misma relación que un planeta con su satélite, y que esa órbita ideal abraza el límite entre los Torozos y Tierra de Campos; en términos históricos, sería lo mismo decir que estamos en la frontera entre León y Castilla.

Se levanta coqueta junto al arroyo al que da nombre, el de la Ermita, y su arquitectura apenas destaca cuando oteamos desde la muralla carrasqueña (singular gentilicio) los interminables campos de labor salpicados de palomares.

A cambio, la Anunciada nos ofrece una visión destacada, noble, de la localidad, en un contrapicado que justifica por sí solo el haberse acercado hasta este paraje.

Se sabe que anteriormente hubo en el lugar un pequeño monasterio mozárabe, llamado de San Pedro de Cubillas, y que fue una infanta, ‘doña Sancha’, quien lo trasformó en la iglesia que hoy conocemos.

Aquello sucedió en el siglo XI y su estilo de románico lombardo (o ‘primer románico’) hace de este templo una excepción, una singularidad única en la meseta, puesto que estas características solo se pueden encontrar en el Pirineo de Aragón y Cataluña.

Al parecer, la explicación estriba en la boda entre una hija del conde Ansúrez, repoblador de Valladolid, y un miembro de la familia Armengol, del condado de Urgel. Esta unión provocó un intercambio de población con los condados catalanes, como se explica al visitante.

El templo está construido con muros muy gruesos (sin contrafuertes) de sillarejo, decorados con arquillos ciegos y bandas lombardas en los lienzos de los tres ábsides. También del crucero.

Sobre este se alza el cimborrio octogonal, que se apoya sobre la planta cuadrada mediante cuatro trompas. Las naves tienen bóveda de cañón.

En el siglo XVIII se acometieron, o perpetraron, diversas añadiduras de carácter funcional, como el camarín cuadrangular más allá del ábside. También se modificó la portada de los pies, con el añadido de una espadaña desde la que hacer sonar la campana.

En el mismo siglo se cambió la advocación de la iglesia, en cuyo  interior está la imagen de Nuestra Señora de la Anunciada, una talla de madera policromada de origen románico. Se suman un retablo del siglo XVI, una escultura de una virgen gótica del XIV y un retablo que representa a san Jerónimo.


Reportaje gráfico: Abilio Ortega

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

La Olmeda presenta ‘CVLTVRO 2024’ con más de 60 actividades de cultura e historia

‘CVLTVRO’. Mosaico Cultura Villa Romana La Olmeda se desarrollará desde este mes de abril hasta el 15 de diciembre. Su amplio programa está formado...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Música y vino se darán la mano en el Día Pruno de Finca Villacreces

Con tres meses de adelanto, Finca Villacreces pone a la venta las entradas para la séptima edición del Día Pruno. El sábado 22 de...