spot_img
spot_img

33.000 raciones de Cochinillo de Segovia son repartidas en comedores sociales

Organizaciones solidarias de toda España no dan abasto estos días para atender el incremento en la demanda de productos de primera necesidad, alimentos principalmente, por parte de la población más desfavorecida, aquellos en los que la crisis causada por el Covid-19 está haciendo especial mella.

Para contribuir a paliar esta necesidad, a la vez que se da un respiro a productores de cochinillo y cordero, sectores ganaderos especialmente afectados en la crisis generada por el coronavirus, Zoetis, empresa que lidera el sector de la salud animal, ha puesto en marcha la donación de un total de más de 16.600 kilos de carne de ovino y cochinillo, que se distribuirán a través de 20 entidades solidarias de diferentes provincias de España

Se trata de comedores sociales, bancos de alimentos, fundaciones y otras entidades que, bien están orientadas a la acción social, bien estos días se han puesto manos a la obra con campañas encaminadas a ofrecer alimentos a quienes más lo necesitan.

Este último es el caso de conocidos grupos de restauración, como Grupo Larrumba, que junto a Lalala y El Escondite, han puesto en marcha su iniciativa ‘Larrumba x ti’, repartiendo hasta mil raciones diarias de comida en Madrid. “La donación de producto de la Marca de Garantía Cochinillo de Segovia -explican- nos permitirá servir raciones de primera calidad para unas 3.000 personas que lo necesitan en centros sociales, además de incluirse en los menús que diariamente servimos al personal sanitario de Ifema”.

Un respiro para el cochinillo de la región

La ganadería es uno de los tantos sectores afectados en nuestro país por la situación creada por el Covid-19, especialmente la producción de lechones y lechales, cerdo y ovino, cuya principal salida, en lo que a consumo interno se refiere, es al canal Horeca (Hostelería, Restauración y Catering), que lleva más de un mes inactivo.

Como consecuencia, la producción de cochinillo, se ve ahora abocada a la congelación y al almacenamiento, con el sobrecoste e incertidumbre que esto conlleva en los momentos que vivimos. José Ramón Marinero, de la Marca de Garantía Cochinillo de Segovia, que agrupa toda la cadena, desde productores, pasando por el sector industrial, hasta la restauración, explica que “el impacto del COVID-19 en la hostelería es enorme, no hay ingresos desde mediados de marzo, y, sin embargo, hay que afrontar los gastos derivados del mantenimiento del negocio. Respecto a ganaderos, mataderos y mayoristas, actualmente estamos en un 30% de producción respecto al mismo periodo del año pasado y los precios al ganadero han caído más del 40%. Esta acción solidaria de Zoetis supone que durante dos semanas la mayor parte de los cochinillos calificados en los mataderos van a tener una salida ya resuelta, lo que nos ayudará a coger aire para afrontar las próximas semanas”.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Siete pueblos de Valladolid que no te puedes perder

Ricardo Ortega Los pueblos de la provincia de Valladolid no solo albergan iglesias, conventos, museos y calles empedradas. Acogen también un patrimonio inmaterial y una...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

CM Prestigio recibe el Gran Bacchus de Oro

Uno de los vinos más reconocidos de Bodega CM de Matarromera acaba de alzarse con el máximo reconocimiento del Concurso Internacional Bacchus. CM Prestigio...