spot_img
spot_img

El Puerro de Sahagún, sabor de las riberas del Cea y el Valderaduey

La localidad de Sahagún, en la Tierra de Campos leonesa, es conocida por su condición jacobea y por ser la cuna del románico facundino, que hermana los elementos arquitectónicos del románico con el ladrillo de adobe cocido, característico de la cultura árabe.

En los últimos años, además, se conoce a la villa por el vino elaborado con la uva autóctona, la prieto picudo, y por el hijo predilecto de una huerta bañada por los ríos Cea y Valderaduey, el puerro, que con una producción muy limitada -en torno al millón de kilos al año- es el único que ha logrado una figura de calidad en Castilla y León.

El puerro de Sahagún obtuvo la Marca de Garantía en el año 2001, después de cuatro años de tramitación. Como consecuencia de esta conquista de los productores locales nació la envasadora VegaSahagún, que embota la mayor parte de la producción.

Este cultivo cuenta con una sólida demanda y diferentes posibilidades de transformación, en fresco o en sus presentaciones embotada al natural o precocinada.

Fue en la Tierra de Campos leonesa, con una producción bastante modesta, donde los hortelanos se agruparon para solicitar el amparo de la MG para su puerro, el ‘alium porrum’, caracterizado por un color blanco tanto en la capa externa como en el interior cuando se presenta fresco.

Con un brillo entre pronunciado y muy pronunciado, como describe el reglamento de uso, es de calibre medio y se diferencia por la ausencia de bulbo. Además, el Puerro de Sahagún es fácilmente masticable, ligeramente duro y jugoso.

La descripción del producto en conserva señala un interior amarillo limón, un brillo entre evidente y pronunciado y una textura muy jugosa. Su aroma es afrutado y acebollado.

El estudio que justificó la concesión de una Marca de Garantía permitió diferenciar el producto del resto de los puerros -también está presente en comarcas de Zamora, Segovia y Valladolid-, además de establecer un control sobre su producción y transformación.

Desde el punto de vista sensorial, el Puerro de Sahagún se distingue de otros gracias, sobre todo, a las características de su clima -más húmedo y con nieblas más abundantes que en las comarcas limítrofes- y su suelo. También por el sistema tradicional de producción, que ofrece el reverso de unos costes tan elevados que hacen muy difícil competir con los procedentes de países extraeuropeos.

Como en tantas ocasiones, el productor es competitivo en virtud de la calidad, y no del precio. En este sentido esta Marca de Garantía, amparada por Tierra de Sabor, tiene mucho que decir.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

¡En Villalón, que no te cuenten el Rollo!

Lara Arias Todo habitante de Villalón o descendiente de esta localidad vallisoletana siempre ha escuchado las palabras de orgullo de sus abuelos, de sus tíos...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Palacio de Bornos da un paso más hacia la sostenibilidad

La bodega Palacio de Bornos, ubicada en la localidad de Rueda, acaba de obtener el sello ‘Sustaintable Wineries For Climate Protection’ (SWfCP) que la...