spot_img
spot_img

Vinuesa, navegando en un mar de pinares

Época del año para buscar la sombra, porque nos encanta el verano, pero buscar cobijo del sol y agua fresca se convierten en nuestros principales pensamientos del día. Como nada supone mayor liberación para el espíritu que hacer realidad una locura, ponemos destino a la provincia de Soria buscando una playa ¿Tanto nos han afectado las altas temperaturas?

chelo-minana
Chelo Miñana, experta en turismo

Poco importa la época del año cuando buscas y encuentras un lugar que cambia su paisaje y sus posibilidades con el paso de las estaciones, y sí, aunque suene extraño, en la provincia de Soria hay playa, pero antes del chapuzón hay que dejar el equipaje.

Entramos en La Corte de los Pinares, porque así se conoce a la villa de Vinuesa, a los pies de los picos de Urbión.

Pasear para conocer el entorno regala escenas como descubrir la antigua calzada y puente romano que, aunque muy deteriorado, asoma en ocasiones para dejar constancia de épocas en las que aquella vía de piedras unía Vinuesa con la que fue una ciudad celtíbero-romana, Uxama.

Y así, rodeados de historia, nos dirigimos al casco antiguo para descubrir la Posada Rural La Piñorra, en el mismo lugar en el que se labraron, como en toda buena casa de herrero, multitud de elementos de forja, que luego en el interior encontraremos presentes en las diferentes estancias combinando los elementos rehabilitados con esos toques justos de modernidad que aportan calidez y comodidad al conjunto.

Una habitación con vistas a la montaña nos hace sumergirnos, más si cabe, para darnos cuenta del entorno natural que está a punto de sorprendernos. Nos habían hablado de los diversos y magníficos pinares, el conjunto suma y sigue con ejemplares de hayas, robles, abedules, avellanos… Seguro que hemos metido las zapatillas de senderismo, ¿verdad?

Podríamos perdernos entre tanta inmensidad, pero nuestros anfitriones nos hacen un perfecto mapa de viaje interesándose por nuestros gustos y el motivo de la estancia. Esta vez se imponen las actividades en familia, y no hemos podido escoger mejor el alojamiento porque en La Piñorra han pensado en todo para que disfrutemos todos.

Por extraño que parezca preparamos bañadores, bikinis, toallas y chancletas para ir, podríamos decir a una piscina, pero en menos de nada nos plantamos en Playa Pita. La arena se combina con las zonas rocosas, los deportes acuáticos para grandes, y menos grandes, llenan de colores y actividad las tranquilas aguas de parte del Embalse de Cuerda del Pozo, y el chiringuito que nunca puede faltar en el verano español ahí está, para hacer que la jornada sea memorable. Un día de playa en la provincia de Soria, hay salidas que valen una historia.

La gastronomía encuentra sus grandes momentos de protagonismo con las recetas tradicionales de cordero, como la caldereta y el cordero con hongos. Hay que probar también el ajo carretero con oveja, y degustar la limonada tradicional parece obligado para combatir el calor.

La riqueza gastronómica, basada en los productos autóctonos, es fiel reflejo de la actividad ganadera en torno a la cría de vacuno y ovino. Animados por las recomendaciones que nos han hecho en La Piñorra, ya estamos buscando fechas para la temporada de setas, para disfrutarlas en la mesa y, ¿por qué no?, atrevernos con la recogida acompañados por un guía.

Son los pequeños detalles los que acaban marcando nuestros recuerdos, y en esta ocasión una tarde de lluvia se convierte en un regalo cuando, libro en mano, ocupamos un rincón discreto en una de las zonas comunes cargadas de encanto, y lo acompañamos con un café que la posada pone a disposición de los huéspedes en cualquier momento.

Puede ser café o puede ser té, a gusto de quien se sirve, porque el detalle es importante y en esta casa lo saben bien.

Rutas de senderismo para todos los gustos y la dificultad que requiera cada uno, acercarse a la Laguna Negra imprescindible si se visita esta zona, y además del deporte, la fotografía puede convertirse en una de nuestras inquietudes, colgarse de los árboles en un parque acrobático forestal o disfrutar de la historia y de la gastronomía dejándonos llevar, miles de excusas para venir y ninguna para quedarse sin conocer Vinuesa y sus alrededores.
Descubrir el destino, descubrir el hotel… descubrir un hotel, descubrir un destino… descubrir Castilla y León.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

San Jerónimo de Guisando ya forma parte de la red de Patrimonio Histórico

El Monasterio de San Jerónimo de Guisando, se encuentra en un lugar aislado, en la falda de la montaña, frente a los Toros de...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

El festival ‘Duero Wine’ pone el foco en la raya con Portugal

El Palacio de Congresos de Salamanca acoge el mayor congreso de vinos del centro de España el 15 y el 16 de abril   La próxima...