spot_img
spot_img

Donde se concentran los pueblos más bonitos

La cuarta parte de los ‘Pueblos más bonitos de España’ se concentra en Castilla y León. Es lo que tiene sumar patrimonio natural y una arquitectura tradicional que no cede ante la presión urbanística, ante las modas ni ante la supuesta modernidad

Algunos datos fríamente estadísticos acuden de vez en cuando en defensa de quienes trabajan para destacar la belleza y los valores que atesora Castilla y León. Uno de ellos nos lo brinda la Asociación de los pueblos más bonitos de España, entidad fundada para preservar el patrimonio y la cultura de las pequeñas poblaciones. La iniciativa es bien reciente, ya que data del año 2011, y ya cuenta con 79 pueblos adscritos, 20 de ellos en Castilla y León.

Proceso de selección

Las localidades que deseen formar parte de este club deben contar con menos de 15.000 habitantes y albergar un patrimonio arquitectónico o natural certificado. También deberá superar la ‘auditoría’ de una comisión de calidad, que valorará tanto la calidad urbanística como la arquitectónica del conjunto. También se atiende a valores como el cerrado total o parcial al tráfico, el tratamiento estético a las líneas de luz y teléfono o la limpieza o renovación de fachadas. También la presencia de comercios, alojamientos y artesanos.

En las Sierras de Salamanca

La provincia de Castilla y León con mayor número de pueblos destacados es la de Salamanca, con joyas como Ledesma o el fortín inexpugnable de Ciudad Rodrigo, que vigila -amistosamente- la frontera con Portugal.
Las otras cuatro localidades pertenecen a las denominadas Sierras de Salamanca. En el límite con Cáceres y Ávila destaca el pueblo de Candelario, siempre en cuesta y que da nombre a una pequeña sierra del Sistema Central. Muy próximas, y ya en la Sierra de Francia, se encuentran Mogarraz, La Alberca y Miranda del Castañar, todas ellas herederas de las culturas árabe y judía, pero también de la presencia de francos en la Edad Media. Todas ellas se encuentran hermanadas por sus fachadas blancas y por los materiales de construcción empleados, especialmente mampostería y entramado. Arquitectura vernácula que es una verdadera seña de identidad para las localidades de la comarca.

La Alberca, Salamanca.

En las Merindades

Junto al río Ebro y entre montañas, Frías representa la frontera fortificada entre las comarcas burgalesas de la Bureba y Merindades. Son muy reconocidos su puente medieval y su castillo, que preside el caserío en lo alto del cerro, pero hay algunos datos poco conocidos que bien justifican una visita. Por ejemplo, y aunque parezca un acertijo, digamos que no es necesario ir hasta Cuenca para ver casas colgadas.

Bastante más al sur, la histórica Caleruega bascula entre la Demanda y la Ribera del Duero, marcada en su patrimonio y su urbanismo por su santo local, santo Domingo de Guzmán. En cuanto a la arquitectura militar, destaca el torreón de los Guzmanes, del siglo XII. Al mismo tiempo, y ya en la cuenca del Arlanza, Lerma sigue asombrando al mundo con su Palacio Ducal y su plaza Mayor, mientras Covarrubias exhibe su arquitectura militar.

Covarrubias, Burgos. Autor: Cardinalia

La otra provincia muy presente en el mapa de los Pueblos más bonitos de España es la de Segovia. En terreno casi montañoso, Ayllón y Maderuelo se asoman a Soria y Guadalajara arropadas por sus magníficas murallas, mientras Pedraza presume de delicadeza, tranquilidad y flores en los balcones.

Especialmente dinámica es Sepúlveda, cuyo municipio abarca las hoces del río Duratón mientras el castillo de Fernán González, acosado por edificios más modernos, luce en otro listado: la Lista Roja del Patrimonio.

Soria también está bien representada por Yanguas, con las puertas de su antigua muralla y los restos del castillo, incendiado en la Guerra de la Independencia, y por la romana Medinaceli, cuyo arco romano da la bienvenida al visitante. No muy lejos, la plaza Mayor ocupa 5.000 metros cuadrados allí donde un día se estableció un foro romano.

Sepúlveda, Segovia.

La representación vallisoletana en la lista le corresponde a la villa murada de Urueña, de planta expresamente medieval y que acoge la Villa del Libro. También está protegida por un muro la localidad zamorana de Puebla de Sanabria, de cuidada arquitectura civil presidida por un castillo del siglo XV.

Cierra la enumeración una joya coqueta, Peñalba de Santiago, administrativamente una pedanía de Ponferrada pero que se esconde en el profundo Valle del Silencio. Uno más de los tesoros que recoge este catálogo, que seguirá creciendo en el futuro.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Ciclo vegetativo de la vid 2023-2024

Tomás Jurío   Escribir en meses tempranos sobre cómo vendrá el ciclo vegetativo de la vid en España, aparte de ser una ilusión o un mero...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

La Junta anuncia más promoción para los vinos de Castilla y León

García Gallardo inaugura el Duero Wine Fest en Salamanca, donde anuncia nuevos convenios con denominaciones de origen para simplificar trámites y “hacer la vida...