spot_img
spot_img

¡Larga vida a los ciprínidos!

El proyecto Life Cipriber evalúa el estado de las poblaciones de estos peces y pone en marcha actuaciones que preserven la biodiversidad

En el río también hay clases pero, al igual que en otros ámbitos, solo son prejuicios casi siempre. El agua cristalina, muy oxigenada y que corre en saltos y chorreras hacia el mar, y que sortea hermosas arboledas y rocas tapizadas por el musgo, es el paradigma habitado por salmónidos.

Pero, en Castilla y León, la mayor parte del hábitat fluvial está formado por tramos medios y bajos de ríos, embalses y charcas. Ahí la biodiversidad conforma un rico patrimonio que es necesario preservar a toda costa. Cueste lo que cueste. Y es territorio de ciprínidos, una familia de peces emblemáticos, con carpas y barbos, por ejemplo, que no son invulnerables a la vorágine de este siglo XXI. Están en el punto de mira del desastre medioambiental, tanto en número como en distribución.rampa-de-peces-molino-la-mata-del-tacón

Por esta razón se puso en marcha el Proyecto Life Cipríber, que tiene su origen en el declive de las poblaciones de estos peces en el suroeste salmantino, con el propósito de darle solución. Los obstáculos transversales en muchos cauces, que impiden el movimiento migratorio de estas especies, así como la alteración del régimen de caudales naturales y la presencia de numerosas especies exóticas invasoras han fecho mella en las especies autóctonas.

La lucha contra las especies invasoras se complementa en esta iniciativa -que llevan a cabo la fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, la Junta, Confederación Hidrográfica del Tajo y Confederación Hidrográfica del Duero- con mejoras de las condiciones de hábitat. De esta forma se favorece que sea accesible un importante número de obstáculos mediante la construcción de rampas de peces (38) y la demolición de diversos azudes (trece parciales y once totales), además de otras acciones encaminadas a la divulgación y sensibilización sobre el proyecto.mapaesp

La contaminación del agua, la fragmentación de los ríos, la desaparición del bosque de ribera, el cambio climático y, en gran medida, la aparición de especies exóticas invasoras son los principales problemas que amenazan a las poblaciones de peces de los ríos de la Península. Las especies presentes en los cauces del suroeste de la provincia de Salamanca -en los lugares de la Red Natura 2000- no permanecen ajenas a estos peligros y en los últimos años se ha evidenciado el claro retroceso de ellas.

Finalmente han sido siete las especies estudiadas: la boga de río (Pseudochondrostoma polylepis), la boga del Duero (Pseudochondrostoma duriense); la bermejuela (Achondrostoma arcasii), la sarda (Achondrostoma salmantinum) endemismo de la provincia de Salamanca, el calandino (Squalius alburnoides), la colmilleja (Cobitis paludica) y la colmilleja del Alagón (Cobitis vettonica). De ellas cabe destacar especialmente a la sarda y la colmilleja del Alagón, que están catalogadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como ‘En Peligro’ y que la Junta de Castilla y León considera como especies de Prioridad de Conservación Regional Alta en el Plan Director de Red Natura.Calandino

El proyecto comenzó en 2014 con una serie de estudios iniciales, que pretendían dar a conocer la situación real de las poblaciones de estas especies dentro de la zona del proyecto. Para ello se seleccionaron 37 puntos de muestreo distribuidos geográficamente por los cauces de la zona, en los que se realizaron muestreos siguiendo la metodología habitualmente utilizada de pesca eléctrica.

Fruto de estas primeras inspecciones y al compararlas con otros datos históricos ya existentes se vio la necesidad de ampliarlas para mejorar el conocimiento de la distribución de las especies catalogadas ‘En Peligro’ y para detallar mejor la localización de especies invasoras en algunos tramos. Por ello, en 2015, se realizaron dos estudios más localizados: uno sobre la presencia de sarda y colmilleja del Alagón en los ríos Águeda y Alagón y otro sobre la distribución de las especies exóticas invasoras en el tramo del río Huebra comprendido entre el embalse de Jumillano y el embalse de Yecla de Yeltes.

En los tramos salmantinos de la subcuenca del Alagón, las poblaciones de bermejuela y boga de río, mantienen un buen número de efectivos y que su área de distribución permanece más o menos igual a la conocida hace 25 años. La colmilleja del Alagón aparece en pocas localidad y convive con especies exóticas.

La situación de las poblaciones de calandino es diferente según las zonas y la sarda. apenas se ve en los afluentes bajos de la subcuenca del río Águeda, donde se creía recientemente extinguida. No es menos preocupante la situación de la boga del Duero. Solo falta, así, garantizar la supervivencia.-Muestreos-ciprinidos

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Nidia: vinos cristalinos y brillantes con corazón de Olmedo

Edu Mongil Cuando algo funciona muy bien, el consejo que mucha gente da es no tocar nada, por lo que pueda pasar. Los verdejos de...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

La DO Rueda, segunda Denominación de Origen de vino en España

La Denominación de Origen Rueda ocupa de nuevo la segunda posición en el conjunto de los vinos tranquilos (sin burbuja) con D.O. en España...