spot_img
spot_img

La exposición ‘El baile de la boda’, de Ricardo Segundo, hasta el día 27 en Zamora

La exposición ‘El baile de la boda’, de Ricardo Segundo, se celebrará desde hoy miércoles hasta el 27 de este mes, en la sala de exposiciones de La Encarnación de la Diputación de Zamora. Esta exposición tiene por objeto estudiar la figura del pintor a través de un tema que fue para él vital: el baile de la boda en Sejas de Aliste.

El motivo de la exposición deriva del interés por la compra –por parte de la Diputación de Zamora– de la última réplica que Ricardo pintó con este tema.el-baile-de-la-boda1

Ricardo Segundo, nacido en Madrid en 1903, se formó en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, destacando rápidamente entre sus compañeros y obteniendo varias becas y premios, entre los que destaca la Tercera Medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes del año 1925, por el cuadro ‘Josefica’, que conserva el Museo del Prado. En este recorrido por la vida de Ricardo en torno al tema del baile veremos cómo la idea surge en los años 20, cuando el pintor inicia sus viajes a Sejas, pudiendo contrastar este hecho con la película documental de Leopoldo Alonso Sejas arsenal para los artistas de 1927.

Sin salir de Sejas, veremos también, a través de las afamadas fotografías de García Villar y diferentes artículos de prensa, como es el pintor el que trae y acompaña a la Escuela Madrileña de Cerámica a Sejas en 1928 y a Carbajales en 1930. Los años 30 será la etapa laboral más complicada de Ricardo que sin dejar de venir a Sejas, está dedicado a la docencia en Barcelona, lo que le limita el tiempo para atender la idea de pintar una gran escena de baile, lo que conseguirá a partir de 1946 cuando decide abandonar su plaza de profesor de instituto y dedicarse plenamente a pintar.

Y así es como la idea que lleva rondando en su cabeza desde los años 20 comienza a materializarse en Sejas, con un largo proceso creativo de cientos de dibujos y más de treinta bocetos que culminan con la presentación de la obra al público en 1950. El éxito fue tan grande que pintará al menos 5 réplicas, con pequeñas variaciones, por encargo, de tamaño similar al cuadro original.

Sin embargo, el Baile aún estaba esperando un lienzo de gran tamaño y a finales de los 70, Ricardo decide pintar un nuevo baile doblando el tamaño del original (cuadro de la Diputación y objeto de la exposición), convirtiéndose este lienzo en el telón de fondo de su vida.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

La 37ª SECIME se despide con el Roel de Director del Siglo XXI a Borja Cobeaga y la entrega de premios

Dos décadas después de ganar el VIII Concurso Nacional de Proyectos de Cortometrajes con Éramos pocos, nominado al Oscar y con Mariví Bilbao, Ramón Barea y Alejandro...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

«Europa necesita apoyar de verdad el consumo de leguminosas»

Con motivo del Día Mundial de las Legumbres, que se celebra el 10 de febrero, el presidente de la Asociación de Legumbristas de España...