spot_img
spot_img

Escapada enoturística en El Lagar de Isilla

El vino y la gastronomía se dan la mano en el complejo puesto en pie por la familia Zapatero, donde un hotel enológico cierra el círculo para ofrecer una completa propuesta para fines de semana y cortas vacaciones

La Ribera del Duero sigue guardando muchos tesoros por descubrir, como siguen demostrando desde hace años los miembros de la familia Zapatero. Su apuesta por el enoturismo comenzó mucho antes de que esta palabra se pusiera de moda, y es que El Lagar de Isilla lleva décadas poniendo a disposición del público una concepción del vino, la gastronomía y el turismo que ha demostrado ser un acierto.

Este año la Guía Michelin ha vuelto a reconocer con el distintivo Bib Gourmand al restaurante La Casona de La Vid, el establecimiento situado junto a la bodega elaboradora de la familia, que también atesora el Premio al Mérito Enoturístico y el Premio La Posada.

el lagar de isilla habitacionEn el mismo complejo de La Vid se puede dormir en un hotel con encanto, en el que las habitaciones poseen una temática con el mundo del vino y el territorio como elemento conductor. Se puede dormir en una habitación con el lagar como jacuzzi, en una barrica, en el castillo de Peñaranda de Duero o en las salas de barricas y elaboración. Todo ello hace de El Lagar de Isilla una atractiva fórmula de enoturismo situada a una hora de Valladolid y a hora y media de Madrid.

En los dos restaurantes de la familia (el de La Vid y el situado en el corazón de Aranda de Duero) se puede disfrutar de la cocina tradicional ribereña, o bien de la cocina de autor que se desarrolla en sus fogones. Por supuesto, también de las tapas.

lagar_de_isillaTambién es posible visitar la bodega de elaboración y familiarizarse con una apuesta enológica que rompe moldes. Porque la bodega El Lagar de Isilla es conocida por sus tintos de la DO Ribera del Duero, aunque ha ensanchado su horizonte con elaboraciones etiquetadas como Vino de la Tierra de Castilla y León.

El visitante podrá conocer las últimas novedades de la bodega: dos vinos de paraje elaborados con viñas viejas de sus mejores parcelas o probar la variedad de vinos La Casona de La Vid, compuesta por monovarietales, así como La Casona de la Vid 3V y 5V, vinos que mezclan diferentes variedades y que siempre sorprenden. Mención especial tiene su Albillo de viñas viejas, con 6 meses en barrica. Todo ello se puede maridar con productos elaborados por ellos mismos, como la mermelada de vino, chocolate de morcilla o helados artesanos de diferentes quesos.

Se trata de la mejor excusa para acercarse a la comarca y conocer la Ribera del Duero, una Castilla desconocida a la que hay que regresar de vez en cuando. Porque hay que conocer Peñaranda de Duero, Castillejo de Robledo o Maderuelo, sin olvidar una joya como el monasterio de Santa María de La Vid.


Texto: Ricardo Ortega

tapa mini cocina

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

San Jerónimo de Guisando ya forma parte de la red de Patrimonio Histórico

El Monasterio de San Jerónimo de Guisando, se encuentra en un lugar aislado, en la falda de la montaña, frente a los Toros de...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

El festival ‘Duero Wine’ pone el foco en la raya con Portugal

El Palacio de Congresos de Salamanca acoge el mayor congreso de vinos del centro de España el 15 y el 16 de abril   La próxima...