spot_img
spot_img

Hombres de Musgo

Cada año la localidad salmantina de Béjar celebra la popular procesión del Corpus Christi. Celebración religiosa muy arraigada entre los vecinos, cuenta entre sus protagonistas con los Hombres de Musgo. Su papel sirve para revivir uno de los episodios más rocambolescos de la llamada Reconquista

Elemento central del Corpus Christi bejarano, los Hombres de Musgo transitan a medio camino entre lo sacro y lo profano, entre la leyenda y la historia. Precisamente, la originalidad de esta procesión se debe a la incorporación a la misma de estos personajes, al unirse dos procesiones que coincidían casi en el tiempo, la del Corpus y la que se llevaba a cabo el ‘lunes de Albillo’ con motivo de la romería de Santa Marina. La implicación de todos, empezando por los vecinos que adornan sus balcones con cestas de flores, mantones y banderas, y lanzando miles de pétalos florales al paso de la procesión, las comunidades religiosas (con la Real Abadía del Santísimo Sacramento a la cabeza) y las hermandades y cofradías, encargadas de realizar los laboriosos altares colocados al paso de la comitiva, hace de esta una cita ineludible a la que acuden miles de visitantes.Hombres de Musgo06

En la iglesia de Santa María se dan cita los fieles para comenzar la procesión y acompañar al santísimo hasta la plaza de San Juan Bosco, donde les aguarda la corporación municipal acompañada por dos Hombres de Musgo. Aquí se incorporan a la marcha para realizar el recorrido por las calles hasta la Plaza Mayor, donde está la iglesia del Salvador y marco incomparable para llevar a cabo la rendición ante el santísimo, que preside el acto en la parte alta de la escalinata flanqueado por los niños y niñas que reciben la primera comunión.

Para comprender la figura de los Hombres de Musgo es necesario remontarse a la Reconquista. Cuenta la leyenda que, reunidos en el paraje conocido como la Centena, los cristianos que se escondían de los musulmanes en el monte del Castañar recubrieron sus ropas con el musgo que crecía en las rocas próximas y antes del amanecer se digirieron a la fortaleza morisca. Apostados junto a la Puerta de la Tradición, y aprovechándose del camuflaje, se pegaron a la muralla y las peñas cercanas y esperaron a que los centinelas abriesen las puertas.

Cuando esto sucedió, los cristianos abatieron a los vigías y penetraron en el recinto, para posteriormente, y después de una dura batalla que se libró calle por calle y casa por casa, conseguir adueñarse de la plaza.

En recuerdo de esta gesta de los bejaranos se edificó una ermita dedicada a Santa Marina, de la que desafortunadamente no se conservan restos, en el lugar donde antes de la batalla se había celebrado una eucaristía y a la que cada año acudían en romería el antes mencionado ‘lunes de Albillo’, ocho días después de la celebración del Corpus.

Hombres de Musgo09

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Siete pueblos de Valladolid que no te puedes perder

Ricardo Ortega Los pueblos de la provincia de Valladolid no solo albergan iglesias, conventos, museos y calles empedradas. Acogen también un patrimonio inmaterial y una...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

CM Prestigio recibe el Gran Bacchus de Oro

Uno de los vinos más reconocidos de Bodega CM de Matarromera acaba de alzarse con el máximo reconocimiento del Concurso Internacional Bacchus. CM Prestigio...