spot_img
spot_img

León ante su futuro

Editorial ARGI 62

La ciudad de León, y por extensión (y complicidad) su provincia, disfrutan este año de la merecida condición de Capital Española de la Gastronomía. Este acontecimiento, que se prolonga en el calendario a lo largo de doce meses, se contempla desde instituciones y sociedad civil como un reto. También como una oportunidad para mostrar todos aquellos tesoros que se atesoran en las orillas del Bernesga. Culinarios y patrimoniales.

Desde la revista ARGI contemplamos la cita, además, como un acto de justicia para una ciudad que no ocupa el lugar que le corresponde en el mapa turístico nacional. Ni las autovías, ni el tren de alta velocidad, ni internet, ¡ni siquiera el Camino de Santiago! son capaces por sí mismos de atraer visitantes de forma proporcional al cúmulo de recursos acumulados a lo largo de siglos.

De ahí que no podamos dejar de felicitarnos por el triple enfoque de los actos programados: unos para atraer visitantes, otros para acercar la imagen de la ciudad hasta aquellos que no vayan a tener ocasión de visitarla este año, y otro paquete de actividades dirigido a los vecinos de la propia ciudad. Estos deben ser siempre los destinatarios, los protagonistas de la política turística, si no deseamos que esta actividad tan relevante desde el punto de vista social y económico se convierta en ua molestia extraña para los vecinos. Hace tiempo que los responsables del sector tomaron nota de que solo una ciudad amable, habitable, de la que sentirse orgullosos puede convertirse en un destino destacado para agencias de viajes y turoperadores.

Este planteamiento es el que ARGI defiende desde hace once años, que es el de la defensa de los recursos endógenos para generar riqueza. También para dar lugar a creatividad, a cultura, a escenarios de ocio atractivos y capaces de competir con otras comunidades y países. Incluso para disputarle una parte importante de la tarta al turismo de sol y playa.

Muestras de ello vuelven a extenderse, de nuevo, a lo largo de estas páginas, que rinden homenaje a los pueblos, al paisaje, a los productores. Y a tesoros que permanecieron ocultos durante más de mil años, como la villa romana de La Olmeda, de cuyo descubrimiento y apertura a la investigación se cumplen cincuenta años. Muchas razones para seguir viajando por las nueve provincias de esta comunidad. Para seguir desmintiendo que todo está visto, descubierto y aprendido.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Grajal de Campos, el señor del adobe

Ricardo Ortega La talla imponente de los edificios públicos destaca en las calles silenciosas de Grajal de Campos entre viviendas de dignidad humilde y limpia. Es...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Los vinos de Ribera y Arlanza superan el reto de la sequía de 2023

La DO Arlanza califica la añada como Excelente, mientras para el Comité de Cata de la Ribera la cosecha del año pasado recibe la...