spot_img
spot_img

El Lagar de Isilla, enoturismo apadrinado por la Guía Michelin

Público de todos los rincones de España conoce la Ribera del Duero de la mano de la familia Zapatero, que ha sido capaz de sumar gastronomía, vino y alojamiento sin perder de vista sus orígenes

Dedicación y calidad para aproximarse de una forma distinta al territorio

La apuesta de la familia Zapatero por el enoturismo y la gastronomía se ha colgado recientemente una merecida medalla: el cartel de ‘Bib Gourmand’, que ya luce en la fachada del restaurante La Casona de La Vid. Este distintivo es otorgado por la Guía Michelin para aquellos establecimientos que destacan por una excelente relación calidad-precio, en los que se puede comer por menos de 35 euros.

La célebre guía roja reconoce así la apuesta de este grupo empresarial por una gastronomía pegada a la tierra, respetuosa con la tradición del valle del Duero y que siempre ha hecho gala de apoyarse en los productos locales.

lagar_de_isilla_04Esa filosofía impregna toda la evolución de este proyecto familiar nacido en torno al restaurante El Lagar de Isilla, situado en la principal calle de la hostelería arandina, y la bodega tradicional anexa, donde se elaboraban los vinos de la compañía hasta el año 2002. Hoy esa cueva artificial es uno más de los atractivos que ofrece este clásico de la hostelería de la ciudad ribereña y forma parte de las visitas por su casco antiguo.

El otro pilar de la compañía se sitúa a menos de 20 kilómetros, en la localidad de La Vid, donde el complejo adquirido en 1998 por José Andrés Zapatero y Victoria Pinto alberga La Casona de La Vid, el Hotel Boutique El Lagar de Isilla y la bodega elaboradora, cuyos tintos bien se pueden considerar representativos de la Ribera del Duero burgalesa.

La compañía tiene sus pilares en Aranda de Duero y en La Vid, a 20 kilómetros de la ciudad ribereña

lagar_de_isilla_03La puesta en marcha del conjunto supuso la cristalización de una apuesta por el enoturismo basada en la calidad, pero también en una determinada visión del territorio. En él se ofrece el servicio que más se ajuste a los gustos del visitante, con visitas guiadas a la bodega, cursos de cata, menús degustación maridados en el restaurante… e incluso combinando la bodega y el establecimiento de la calle Isilla.

El complemento a todo ello es el hotel, con más de veinte habitaciones temáticas -entre suites, suites junior, habitaciones y un apartamento- diseñadas por los miembros de la familia. Todas ellas están basadas en los elementos del entorno, de forma especial en la cultura del vino, y siempre “equipadas para que el visitante disfrute del máximo confort”, como destaca José Andrés Zapatero.

Promocionar la cultura del vino

El mérito les ha sido reconocido por el público, y también con un galardón en los II Premios de Enoturismo Rutas del Vino de España, en la categoría de Premios Especiales al Mérito Turístico. El tribunal valoró “el espíritu emprendedor y de trabajo demostrado por una familia que ha creado una de las ofertas enoturísticas más completas de su región”, además de reconocer “su espíritu conciliador, vinculación al territorio y trabajo desarrollado por la promoción del enoturismo y la cultura del vino”.

Bodega, hotel y restaurante en el complejo de La Vid.
Bodega, hotel y restaurante en el complejo de La Vid.
spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Valladolid rinde tributo a Concha Velasco con un ciclo de sus películas más emblemáticas

El Ayuntamiento de Valladolid, en colaboración con la Semana Internacional de Cine (Seminci) y el Teatro Calderón, rendirá tributo a la destacada actriz vallisoletana...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Nidia: vinos cristalinos y brillantes con corazón de Olmedo

Edu Mongil Cuando algo funciona muy bien, el consejo que mucha gente da es no tocar nada, por lo que pueda pasar. Los verdejos de...