spot_img
spot_img

Magaz de Pisuerga y la Virgen de Villaverde

Las fiestas patronales de esta localidad cerrateña están protagonizadas por una imagen mariana y por los danzantes que la acompañan con varias paradas mientras entonan vivas. Uno de sus tesoros es el templo de San Mamés, que conserva el ábside románico del siglo XII

Por Gregorio Marlasca

En la comarca del Cerrato palentino y a poco más de diez kilómetros de la capital provincial se encuentra esta localidad de poco menos de mil habitantes, pero llena de atractivos turísticos.

El nombre de la localidad alberga dos significados: por un lado la palabra ‘maga’, en recuerdo a alguna hechicera que vivió en lo alto del cerro, de ahí que Magaz fuese el ‘Poblado de la hechicera’. Por otro lado, su topónimo puede hacer referencia a la raíz ‘mag’, con lo que significaría ‘pueblo grande’.

Sea como fuere, lo cierto es que la localidad de Magaz de Pisuerga puede presumir de un gran pasado histórico. Por estas tierras del Cerrato pasaron los celtas, los romanos, los visigodos y los musulmanes con la finalidad de encontrar un cerro que les sirviera como punto de encuentro y de defensa. De esa importancia defensiva proviene su enorme castillo, obra arquitectónica de finales del siglo XI, y que fue cedido por la reina doña Urraca al obispo de Palencia don Pedro I.

Magaz de Pisuerga fue un territorio próspero dentro de la vieja Castilla. Por este motivo, otro de sus atractivos se encuentra en el templo parroquial de San Mamés. En la actualidad se puede contemplar su ábside románico del siglo XII junto con otros elementos arquitectónicos posteriores, según las líneas marcadas por el arquitecto Alonso de Tolosa en el último cuarto del siglo XVI. Por desgracia desconocemos el momento en el que desapareció la parte románica de este templo.

El encargado de la nueva obra fue el maestro Juan de Celaya, uno de los artistas más activos en la provincia de Palencia, ya que trabajó en la iglesia de Nuestra Señora de Belén de Carrión de los Condes, en el coro de la Iglesia de Santa María de Villamuriel de Cerrato y en la capilla y el claustro del monasterio de San Zoilo, ubicado también en la localidad carrionesa.

El presbiterio alberga un retablo mayor de estilo barroco realizado a principios del siglo XVIII por Pablo de Villazán. En él se pueden observar las esculturas de la Inmaculada, San Marcos, San Pedro y un calvario realizados todos ellos por el artista palentino Andrés Rodríguez. Finalmente merece la pena destacar la nave del Evangelio, donde se encuentra la capilla de Doña Catalina de Banco, con dos rejas del siglo XVII.

procesion Magaz de PisuergaDos son las fiestas patronales de la localidad. La primera de ellas tiene lugar el 7 de agosto, festividad de San Mamés, con una eucaristía en el templo parroquial del mismo nombre. No obstante, la fiesta popular más esperada por los magaceños es la que tiene lugar el 8 de septiembre, natividad de la virgen María, momento en el cual sus paisanos honran a su patrona, la Virgen de Villaverde, obra esculpida en cerámica policromada y cubierta por mantos bordados a mano. Sobre una mano sostiene a su hijo Jesús, que lleva a su vez una bola del mundo rematada por una cruz. Ambas imágenes portan unas coronas de oro.

La imagen descansa durante el año en su ermita, próxima al cementerio de la localidad, una edificación moderna levantada sobre los cimientos de la anterior ermita. Un total de cuatrocientos cofrades se encargan de celebrar su festividad año tras año.

Un total de cuatrocientos cofrades se encargan
de celebrar la festividad año tras año»

El 7 de septiembre la imagen de la Virgen de Villaverde es trasladada por los magaceños hasta la iglesia parroquial de San Mamés para participar en los actos festivos.

Al día siguiente, el 8 de septiembre, tiene lugar una eucaristía en su honor y tras la ceremonia la imagen parte en procesión por las principales calles de la localidad. Los actos religiosos concluyen el 10 de septiembre con el regreso de la Virgen de Villaverde hasta su ermita, donde reposará hasta el próximo año.

Merece la pena destacar la actuación de los danzantes, que durante los desfiles procesionales acompañan con su música y sus pasos a esta bella imagen, haciendo varias paradas en el camino mientras entonan vivas a su patrona.

Como curiosidad, existe otra copia de la Virgen de Villaverde que se encuentra en la iglesia parroquial de San Mamés, donada en los años 90 y que reproduce de manera fiel la antigua imagen, aunque esta última está tallada en madera policromada.

Sirvan estas pocas líneas para invitar a los lectores de ARGI a conocer uno de los lugares más bellos del Cerrato palentino. Les aseguro que no les defraudará.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Ciclo vegetativo de la vid 2023-2024

Tomás Jurío   Escribir en meses tempranos sobre cómo vendrá el ciclo vegetativo de la vid en España, aparte de ser una ilusión o un mero...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

La Junta anuncia más promoción para los vinos de Castilla y León

García Gallardo inaugura el Duero Wine Fest en Salamanca, donde anuncia nuevos convenios con denominaciones de origen para simplificar trámites y “hacer la vida...