spot_img
spot_img

El recio valor de los Torozos

Los alcores y páramos que integran el centro y oeste vallisoletano y el suroeste de Palencia poseen atractivos que se desmarcan de los habituales en otras  zonas más promocionadas para el turismo

Este territorio duro y de secano está 
repleto de hitos históricos y marcado por la huella que ha dejado la Historia

Quizá el viajero que ya ha transitado por diversos lugares a lo largo de sus periplos se sienta decepcionado a partir de las primeras sensaciones que le proporcionan los Torozos. La expectativa juega a veces malas pasadas. La ilusión por conocer algo que monopoliza el ojo y el entendimiento por su grandeza en la toma de contacto es difícil que muchas veces se cumpla. Pero aquí el problema no existe. Al contrario.

Los Torozos no se caracterizan por disponer de grandes farallones, ni de idílicos valles de postal, tampoco la vegetación es frondosa y colorida… Pero el carácter recio en el que todo está adaptado al milímetro a las necesidades que marca el clima, el rico patrimonio trizado de castillos y de una hermosa arquitectura popular adecuada a los trabajos en el campo y, por supuesto, la personalidad de las gentes que habitan este territorio cautivan a en breve y de manera progresiva a quien recorre estos lugares con la mente abierta.

Es una comarca amplia y hermosa en su estocismo paisajístico, que se sitúa al sur de Tierra de Campos y surcada por Pisuerga y Carrión a pesar de que la abundancia de agua no es lo que caracteriza al terreno. Una treintena de municipios le dan vida; la mayoría de ellos vallisoletanos aunque también se extiende por la provincia de Palencia. Muy próxima a la capital de Castilla y León, Torozos se vanagloria del prestigio mundial de los vinos de Cigales y Toro.

Referencia visigoda

santa-maria-o-wambaLa grafía oficial para el nombre de la localidad fue hasta el 17 de julio de 1910 ‘Bamba’. A partir de entonces se escribe con uve doble, al igual que el rey visigodo cuya figura controla el pueblo. Una vía romana atravesaba el municipio. La iglesia mozárabe del siglo X cuenta con portada románica zamorana y pinturas y frescos mozárabes, góticos del XIV y flamencos del XV. Un recinto con bóveda de cañón apuntado aloja el osario, que está sin documentar aunque se conoce que los restos son de entre los siglos XIV y XVII pero se ignora su procedencia. De mayo a octubre es posible concertar por teléfono una visita guiada a este templo de Santa María de la O.

Muy cerca se halla Villanubla, que es muy conocida por los equipamientos modernos de los que dispone como el aeropuerto de referencia en Castilla y León y el centro penitenciario. Conserva el casco antiguo y ha crecido en los últimos años por su cercanía a la capital de la provincia. En la época estival triplica la actividad con los hijos del pueblo que regresan para disfrutar de la brisa refrescante y la tranquilidad de la zona.

El amplio y hermoso territorio por su estoicismo paisajístico se sitúa al sur de Tierra de Campos y está surcado por los ríos Pisuerga y Carrión

A tres kilómetros en línea recta, del medio de los vastos campos de cereal, emerge una torre. Desde lejos no se vislumbra nada más. El enigma se desvanece al acercarse. Es la torre de la iglesia de Ciguñuela, la localidad que se ubica en un vallejo. Los 48 metros de altura -y 103 peldaños en la escalera de caracol- hacen que la torre de cuatro cuerpos de la iglesia de San Ginés (siglo XVI) sirva como faro orientativo en el mar de mieses para el transeúnte despistado.

la-santa-espina

El monasterio de la Santa Espina fue fundado a mediados del XII, cuando llegaron los monjes cistercienses bajo el auspicio de Doña Sancha de Castilla. La iglesia se levantó casi dos siglos más tarde. Destacan dos altas torres culminadas por linternas. Está rodeada de laderas de arbolado entre el que abundan los pinos, encinas y robles. El jabalí y el corzo disponen aquí de un hábitat perfecto para estos animales. Es el lugar idóneo para el senderismo en la naturaleza. Sin mucho esfuerzo se puede alcanzar el embalse de la Santa Espina después de visitar un molino restaurado. Cualquier repecho se supera después de un pequeño sacrificio.

El entorno de La santa Espina se caracteriza por el bosque y el frescor que proporciona en verano su coqueto embalse

Pasado y presente de castillos

Los aerogeneradores son las construcciones más vistosas de los últimos tiempos. Pero la relevancia, por mérito propio, corresponde a los numerosos castillos que aún continúan enhiestos con orgullo en muchas colinas de la comarca. Antes para defender y proteger, ahora desempeñan otras diversas y variadas misiones.

El castillo de Torrelobatón, de los más bellos de la Comunidad, es visible desde cualquier lugar del valle del Hornija. En él se alojaron los líderes comuneros antes de su derrota en Villalar. En la fortaleza de Tiedra se encuentra ahora un observatorio astronómico. La muralla de Urueña destaca a la vista por su longitud y hermosura. Esta localidad es la Villa del Libro, que tiene muchas librerías abiertas al público.

uruena-vistas

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Los vinos de Castilla y León, líderes en alimentación y hostelería

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), ha compartido con los consejos...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

CM Prestigio recibe el Gran Bacchus de Oro

Uno de los vinos más reconocidos de Bodega CM de Matarromera acaba de alzarse con el máximo reconocimiento del Concurso Internacional Bacchus. CM Prestigio...