spot_img
spot_img

“Cumplimos 90 años con muy buena salud”

La creación de una cooperativa en 1927 marcó para siempre la historia y el carácter de la Ribera del Duero. Hoy Protos factura cerca de 35 millones al año y lleva sus tintos, y sus verdejos, hasta un centenar de países. Celebra su 90 aniversario con dos tempranillos, tinto y rosado, de marcada personalidad
Ricardo Ortega

Era el año 1927 cuando once viticultores de la comarca de Peñafiel decidieron constituirse en cooperativa, bajo el nombre de ‘La Primera en la Ribera del Duero’. 90 años después, no cabe discusión posible sobre una idea: aquella decisión contribuyó a la riqueza de la localidad y a definir la personalidad de la comarca vitivinícola.

Hasta el punto de que el nombre de Ribera del Duero fue cedido por esta cooperativa (hoy transformada en sociedad limitada) al consejo regulador de la DO nacida en 1982.

Otra aportación al carácter de la zona está en el vino que Protos distribuye por un centenar de países, que representa un blending o coupage característico de la Ribera. Sus uvas proceden tanto de la provincia de Burgos como de la de Valladolid y sus instalaciones elaboradoras se reparten entre Peñafiel y Anguix, en la provincia vecina.

vista-aerea

Defiende ese carácter emblemático el director general de la compañía, Carlos Villar, para quien este cumpleaños “supone una efeméride importante porque somos una de las bodegas más importantes de la Ribera (su facturación anual se aproxima a los 35 millones de euros) y podemos estar muy orgullosos porque cumplimos 90 años con muy buena salud”.

La forma que va a tener la bodega de celebrar este aniversario es poner dos nuevos vinos en el mercado: el primero de ellos es el Protos’27, fruto de las pruebas realizadas con levaduras autóctonas propias. Este tempranillo singular también viene vestido para la ocasión, puesto que se ha rescatado para él la etiqueta de 1927.

La otra novedad es un Aire de Protos, un rosado pálido concebido para los nuevos consumidores y de forma especial para la exportación.

Se da la circunstancia de que se trata de un cumpleaños doble, ya que también se celebran los diez años de la bodega puesta en marcha en la DO Rueda. Los responsables de la compañía vieron la oportunidad de aprovechar la red comercial que Protos ya tenía en el mundo, por lo que se decidió apostar por un blanco de calidad.

La zona de Rueda se escogió por su proximidad a Peñafiel, en una comarca vinícola que ofrece buenas condiciones y que ha ido a más. “Se escogió La Seca por su suelo de cascajo, característico de la comarca, y por su mayor presencia de viñas viejas”, recuerda Villar.

La bodega de La Seca empezó elaborando 200.000 botellas al año y ya hace 1,2 millones de botellas. En la actualidad el 40% de la uva empleada es de socios de la bodega, mientras que el 60% restante se compra a viticultores de la zona. Una proporción que se invierte en el caso de la bodega de la Ribera, donde el 30% es uva propia y el 70% es adquirida a viticultores de confianza.

¿Qué conserva Protos de la cooperativa que fue? Su director general subraya que el ser una empresa “muy arraigada en el territorio, con historia, con cercanía al viticultor y a la materia prima”, aunque desde el punto de vista empresarial quede poco.

Se trata de una empresa “con una política clara de reinversión y con una plantilla cuya edad ronda los 40 años, muy orientada a dos pilares: la marca y la calidad”, recalca Carlos Villar.


Protos_cosecha27_blancoEtiqueta histórica para el Protos’27

Protos’27 es uno de los dos vinos presentados con motivo del 90 aniversario de la bodega. Su nombre hace referencia al año de fundación. Se trata de un tempranillo fresco, intenso, complejo y elegante.
Nariz con una amplia gama de matices. En boca muestra potencia, concentración, persistencia, redondez y equilibrio. Un vino de largo recorrido, que va a ir mejorando en la botella durante mucho tiempo.
Fermentación maloláctica en barrica nueva de roble francés y crianza de 16 meses en roble nuevo francés y 12 meses en botella.

 


HyperFocal: 0
HyperFocal: 0
Aire de Protos, un rosado actual

El Aire de Protos es un rosado de la Ribera del Duero que responde a los gustos de los nuevos consumidores: en copa se muestra brillante, con un atractivo color rosa pálido.
La nariz es delicada y sugerente, con predominancia de aromas a frutas rojas. Toques de fruta blanca y melocotón, y sutiles notas florales, que hacen de este un vino complejo y de gran personalidad.
En boca se muestra como un rosado de paladar sedoso, goloso y afrutado, que deja un largo y fresco postgusto.

 

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Grajal de Campos, el señor del adobe

Ricardo Ortega La talla imponente de los edificios públicos destaca en las calles silenciosas de Grajal de Campos entre viviendas de dignidad humilde y limpia. Es...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Los vinos de Ribera y Arlanza superan el reto de la sequía de 2023

La DO Arlanza califica la añada como Excelente, mientras para el Comité de Cata de la Ribera la cosecha del año pasado recibe la...