spot_img
spot_img

El obtuso lenguaje de las catas

Aquellos que me conocen saben de mi repetida presencia en catas de vino, visitas a bodegas, comidas enológicas y otros festivales en torno al vino; al tiempo que mi actividad como profesor de la historia del vino en cursos de sumilleres me acerca aun más a oír con frecuencia de otros profesores y de los alumnos ya iniciados ese monocorde lenguaje de la cata de un vino

Julio Valles
Presidente de la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía y Alimentación

Debo decir antes de nada que me parece que entre profesionales este discurso repetitivo y técnico puede tener una justificación similar al lenguaje que los doctores en medicina tienen para calificar las enfermedades y sus síntomas, pero fuera de este contexto la jerga es poco entendible para la mayoría de los mortales que nos gusta el vino, pero que después de escucharla nos llena de pesimismo ya que no somos capaces de reconocer algo como esto que mi buen amigo Antonio Vergara ponía como ejemplo de leguaje obtuso y pretencioso:

“Tinto. 0’5% garnacha peluda y 99% de syrah. Buen paso por boca, elegante y equilibrado. Aparecen notas de mimosas, lilas, clavo, laurel y Nova Cançó”.

contraetiqueta

Recientemente en las llamadas redes sociales ha circulado una noticia sobre la contraetiqueta de una botella de vino de Jumilla que refleja con certeza e ironía lo que recogen una gran cantidad de botellas de todas las denominaciones de origen de España pretendiendo reflejar las características del vino que porta esa botella y que reflejamos para un mejor conocimiento del problema.

Verdaderamente refleja con humor ese lenguaje absurdo y pretencioso que no hace ningún beneficio al vino. Porque realmente es un problema para los que creemos que el vino es un producto maravilloso que no se merece que pseudogenios de la enología lo maltraten literariamente con definiciones que, independientemente de su dudosa veracidad, solo entienden los muy ‘enterados’.

“El vino es un producto maravilloso que no se merece que pseudogenios de la enología lo maltraten literariamente“

Con ello fabrican en torno al vino un escudo infranqueable y absurdo para la gran mayoría de los que bebemos vino en orden a su calificación, lo cual nos produce una sensación de incultura enológica acompañada de una insatisfacción hacia un producto que nos encanta y del que querríamos saber algo más que “tiene la madera muy bien integrada templando los enérgicos taninos de la variedad en plena explosión de su mayor expresión tánica”.

El que no entienda esto es un valiente si sigue bebiendo vino, un producto que no es amable, que tiene un lenguaje agresivo para nuestro pobre conocimiento enológico y frente al que, como consecuencia, añoramos tomarnos una caña de cerveza siempre que no nos digan que “el sutil amargor de la malta se ve acentuada por el fresco lúpulo en su punto exacto”.

Siempre me ha asaltado una duda sobre este asunto: ¿de verdad se creen los enólogos, sumilleres y diversos técnicos del sector que con este lenguaje en las cata o visitas a bodegas conquistan nuevos adeptos para el vino? O, por el contrario, ¿tratan de marcar una distancia entre los no iniciados y los profesionales que les rodee de una pátina de admiración hacia lo que la mayoría no comprendemos?

cata

 

Hay que reflexionar para cambiar este lenguaje y pensar que es inextricable para la gran mayoría de personas que se acercan a beber vino con la esperanza de disfrutar simplemente de un líquido agradable y placentero sin sufrir la decepción del desconocimiento de la jerga de moda en torno a su calificación.

Tenemos grandes profesionales de la sumillería, de la enología y del enoturismo y por eso debemos pedirles que nos expliquen el vino con un lenguaje comprensible, preguntando, explorando y pidiendo opinión a los bebedores durante la cata, corrigiendo y aclarando dudas sobre los aromas, los colores y los sabores de un producto que así se nos hará amable, agradable y comprensible.

Necesitamos una nueva cultura en torno al lenguaje del vino. No es tan difícil, sobre todo para los verdaderos profesionales que conocen el producto que venden y del que viven. De esta forma todos saldremos ganando.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

La Ruta del Vino Ribera del Duero suma 16 nuevos adheridos y se reafirma como la que tiene más oferta de España

La Ruta del Vino Ribera del Duero sigue aumentando su oferta con nuevos establecimientos que suman en total 239 servicios, reforzando a la entidad...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Sanclodio 2023 se presenta en primicia en la cata con motivo de los Goya

La nueva añada de Sanclodio 2023 llega a Valladolid desde tierras gallegas y lo hace por la alfombra roja en una cata especial en...