spot_img
spot_img

Suben las ventas en la Feria del Libro de Valladolid

Más de un centenar de actos y otros tantos autores invitados han configurado una completa programación para todos los públicos y con temáticas diversas, que han encontrado acomodo en las salas Principal y Experimental del Teatro Zorrilla y en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento

El regreso a la Plaza Mayor de la Feria del Libro de Valladolid, 17 años después, ha contado con el beneplácito del público, los libreros, los editores y el resto de expositores participantes. La 49 edición de este encuentro en torno a la literatura ha recibido una multitudinaria afluencia de visitantes, que durante diez días han acudido a las casetas y al más de un centenar de actividades programadas. La concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, ha realizado esta mañana el balance de la edición, una valoración en la que ha destacado que la vuelta de la Feria del Libro a la Plaza Mayor era «una firme apuesta del equipo de gobierno que ha resultado ser todo un éxito, tal y como se esperaba».

La apuesta que se ha hecho por esta actividad, en medio de la crisis, «ha supuesto un esfuerzo importante», ha reconocido, pero también ha significado «una pequeña revolución cultural», sobre todo porque «los ciudadanos se han reencontrado con la feria y con el libro, en la Plaza Mayor, que es donde tiene que estar la cultura».2

Redondo ha acudido a la Plaza Mayor antes de la apertura de los expositores, junto con el secretario general de Avadeco, Luis del Hoyo; y el presidente del Gremio de Libreros, Marco Antonio Blanco, quien ha querido agradecer la respuesta a los ciudadanos: «No nos han abandonado, ha sido todo un éxito». Los profesionales del sector, que siempre han sido partidarios de celebrar la feria en la Plaza Mayor, han aplaudido la decisión del Ayuntamiento de Valladolid de atender ese deseo y han hecho también un balance positivo del regreso.

Blanco ha recordado que los libreros no habían acudido en ediciones anteriores por el desacuerdo con el lugar de celebración, por lo que no ha podido dar datos comparativos de ventas, pero en su caso, tomando como referencia la última edición de la Acera de Recoletos, las ventas «han sido muy superiores». La visita de público ha sido masiva, especialmente durante los fines de semana, y pese a los episodios de lluvia sufridos durante las jornadas del miércoles y el jueves. El librero y miembro del comité organizador, Enrique Señorans, ha añadido que esta edición marca «un antes y un después» por el modelo de colaboración entre el Ayuntamiento y los profesionales del sector y por el programa de actos diseñado, con autores de «alta calidad intelectual».  3

La de Valladolid es «probablemente la segunda feria del libro de España y si podemos ser la primera, lo seremos», ha asegurado la edil responsable del área de Cultura ante la próxima  celebración del 50 aniversario de la cita. «Tenemos que ser todavía mejores, si cabe», un reto que afrontarán con lo aprendido en esta edición. Mejorar la megafonía o llevar actuaciones musicales y otras propuestas culturales a la plaza forman parte de los aspectos que ya se están planteando, además de dar cabida a la autoedición. De cara a 2017, el objetivo es «continuar trabajando en la misma línea que se ha seguido en esta edición», ha apuntado Redondo.

«Hemos hecho esta apuesta y ha salido bien», ha señalado la concejala de Cultura en relación tanto a la actividad comercial como a la programación cultural que le ha acompañado. Un programa, ha dicho «que no tienen en otro lugar de España y lo tiene Valladolid», y que ha permitido que más de cien autores hayan dejado «su reflexión sobre los temas que nos preocupan como sociedad». La concejala ha felicitado a la directora de la feria, Begoña Orellana, por una programación que ha compaginado la presencia de figuras internacionales, como Petros Márkaris, y nacionales, sin olvidar a los autores locales.

Un espacio para el encuentro y la reflexión, para Imaginar el mundo

La céntrica ubicación ha llenado los 55 expositores de un público satisfecho con la comodidad y cercanía de las instalaciones habilitadas tanto para la actividad comercial como para las propuestas paralelas. Los dos espacios del Teatro Zorrilla, la Sala principal y la Sala Experimental, se han adaptado a los diferentes formatos de los actos programados, congregando a un numerosos espectadores. Otro espacio en que se ha desarrollado la programación de la feria ha sido el Salón de Recepciones del Ayuntamiento, que ha recibido igualmente una gran afluencia. El Pabellón Infantil y Juvenil ha permitido desarrollar una completa serie de propuestas para los más pequeños, con talleres de temáticas diversas, sesiones de animación a la lectura, exposiciones y actividades musicales.

Las visitas escolares han propiciado durante cinco días que más de 1.000 estudiantes de 5º y 6º de Primaria procedentes de una decena de colegios de la capital vallisoletana conozcan la feria en una yincana que les ha acercado a las figuras de Cervantes y Shakespeare. Este apartado diseñado para los lectores incipientes ha completado una extensa programación para todos los públicos, integrada por encuentros con autores, mesas redondas, presentaciones y firmas de libros, además de incursiones en los campos del teatro y la música, y la exitosa Ruta Teatralizada de Cervantes de la compañía Azar.

El cartel de la edición, diseñado por el pintor Manolo Sierra, con la Plaza Mayor como símbolo de lugar de encuentro y de paso de los ciudadanos, ha resultado premonitorio del desarrollo de la feria. También se ha cumplido el lema, Imaginar el mundo, que alude a la intención de traspasar el ámbito local y de crear unas señas de identidad diferenciadoras. Las mesas redondas programadas han generado la reflexión de expertos y público en torno a situaciones y problemas de la sociedad actual, como la educación, con José Antonio Marina; la crisis humanitaria ante los refugiados, vista por los periodistas Joaquín Estefanía, Juan Cruz y Josep Ramoneda y el expresidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado Javier de Lucas; o la crisis del periodismo, expuesta por los profesionales Javier del Pino y José Martí Gomez.

El pregón del humorista gráfico Antonio Fraguas ‘Forges’, lejos de la grandilocuencia de este tipo de discursos y plagado de humor, sirvió para inaugurar la nueva etapa que emprende la feria, atenta a la opinión de los profesionales del sector y de los lectores. Desde ese mismo acto inaugural, todas las actividades han estado abiertas a la opinión del público, dentro del carácter participativo que impregna las nuevas señas de identidad de esta cita anual.

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Los vinos de Castilla y León, líderes en alimentación y hostelería

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), ha compartido con los consejos...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

CM Prestigio recibe el Gran Bacchus de Oro

Uno de los vinos más reconocidos de Bodega CM de Matarromera acaba de alzarse con el máximo reconocimiento del Concurso Internacional Bacchus. CM Prestigio...