spot_img
spot_img

El Festival de Segovia ahonda en las raíces de la música popular

Del 17 al 31 de julio, Segovia promete música para todos los gustos en su filosofía de ofrecer conciertos para un público heterogéneo que se deje envolver por los ritmos y artistas más diversos

Del 17 al 31 de julio, el Festival de Segovia (FS) vuelve a deleitar al público después de 40 años en los que los mejores intérpretes del panorama internacional han dejado su huella con conciertos inolvidables. Un Festival que, avalado por las 47 ediciones de su característica Semana de Música de Cámara y los 21 de su prestigioso Festival Joven, que lo integran, apuesta por los grandes y jóvenes valores del panorama musical actual, con un programa que este año ahonda en las raíces populares de la música española, en un canto a los versos más hondos de nuestra cultura, al flamenco, siempre presente en el FS, sin olvidar el jazz, la música de fusión, la música coral o la danza. Todo aquello que vivimos y soñamos en un presente en constante movimiento que no puede desprenderse de sus recuerdos ni permanecer ajeno a su entorno y a la evolución de sus formas.Gemma Dalmau Domingo

Rincones históricos y llenos de referencias donde la acústica es espectacular, como San Juan de los Caballeros-Museo Zuloaga, la Catedral, el Patio de Armas de El Alcázar, lugares amplios que alojan a un gran auditorio como la Plaza del Azoguejo o más recogidos para un recital de piano, como el Casino de la Unión, se vestirán de gala para hacer vivir al público instantes de disfrute en una ciudad nacida para el arte vivo.

Inaugurando el Festival, el domingo 17 de julio San Juan de los Caballeros acogerá a las voces de Lexington Singers, dirigidas desde hace 18 años por Jefferson Johnson, uno de los coros más prestigiosos de Kentucky y uno de los coros comunitarios más antiguos de EEUU. Compuesto por 50 cantantes, interpretarán espirituales americanos y música sacra, el Réquiem de Mozart, Missa Solemnis de Beethoven o el Réquiem de Brahms.

Dirigida por Andrew Gourlay, “uno de los directores emergentes y grandes artistas del futuro”, como auguraba la revista BBC Music, miembro de la Joven Orquesta Gustav Mahler a las órdenes de Claudio Abbado, y ya con una trayectoria donde los compromisos operísticos sobreabundan, la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, celebrando su 25 aniversario, ofrecerá en la Plaza del Azoguejo (21 de julio) un concierto para enaltecer el ánimo: Un americano en París, de Gershwin; “Interludio” y “danza” de La vida breve de Falla, y la Sinfonía nº 3 en mi bemol mayor, op. 55 “Heroica”, de Beethoven.

Desde el flamenco, la gran Carmen Linares, acompañada por el piano elegante de Pablo Suárez, el swing del contrabajo de Josemi Garzón y la percusión brillante de Karo Sampela, presentará “Verso a verso” (22 de julio en El Alcázar): un proyecto que muestra la identidad musical de la cantaora como voz única del flamenco contemporáneo y su pasión por la poesía en español para redescubrir un repertorio de versos, reflexiones y cantares de García Lorca, Miguel Hernández y Juan Ramón Jiménez. Un recital de cante y poesía donde el dialogo musical entre la voz y los instrumentos revelan la dimensión del flamenco como música auténtica y versátil. Flamenco que nace de la voz de Andalucía, de la primera soledad, el primer llanto en la primera noche…

Tras experimentar en su proyecto Lookingback con el pálpito compositor de Chopin, el aliento de repertorios renacentistas y barrocos o la canción de concierto, Andreas Prittwitz, creador capaz de reivindicar tanto las excelencias musicales de la cultura renacentista como del jazz improvisado, también revuelve en las raíces del flamenco para darle la mano a la música antigua y barroca en un concierto único. Y es que este virtuoso saxofonista, clarinetista y exclusivo intérprete de la flauta de pico viene desde hace años entregándose a repertorios lejanos para darles una nueva piel y un pensamiento nuevo. He aquí esta “Zambra barroca” con la que en Segovia el músico une dos mundos completamente diferentes, distintas épocas, distintas raíces, diferentes timbres e instrumentos que convivirán durante este concierto (29 de julio en El Alcázar). Chacona, bulería, folía, tanguillo, Bach, soleá, Vivaldi, fandango, Henry Purcell y toná… Eva Durán al cante y Jorge Enrique García contratenor, Mario Montoya al toque y Ramiro Morales con la guitarra barroca, y como elementos “conciliadores”, Joan Espina y Andreas Prittwitz, violín y vientos, todos unidos por el contrabajo de Roberto Terrón.

 

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

Siete pueblos de Valladolid que no te puedes perder

Ricardo Ortega Los pueblos de la provincia de Valladolid no solo albergan iglesias, conventos, museos y calles empedradas. Acogen también un patrimonio inmaterial y una...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

CM Prestigio recibe el Gran Bacchus de Oro

Uno de los vinos más reconocidos de Bodega CM de Matarromera acaba de alzarse con el máximo reconocimiento del Concurso Internacional Bacchus. CM Prestigio...