spot_img
spot_img

La demanda turística se multiplica en primavera

La cercanía de la primavera vuelve a producir el milagro de la vida, cuando la naturaleza sale de su letargo y el paisaje nos brinda sus estampas de mayor colorido. Algo similar cabe decir respecto a la actividad humana, que multiplica su demanda de ocio y cultura aprovechando la lenta recuperación del termómetro y el mayor número de horas de sol.

Una de las citas ineludibles con la cultura y el turismo vinculado a ella nos la trae el propio calendario, y es el hecho de que la Semana Santa de Castilla y León moviliza a cerca de un millón de personas, entre público local y foráneo, interesadas por las procesiones y otros fenómenos vinculados al hecho religioso.

Se trata de una ocasión propicia para recordar que ocho ciudades de la comunidad disponen de manifestaciones declaradas de Interés Turístico Internacional, además de las dos que cuentan con un amparo de ámbito nacional y la decena consideradas de Interés Turístico Regional: datos objetivos que permiten calibrar la importancia de una tradición y una serie de ritos que calan de forma profunda en gran parte de la sociedad, sin necesidad de contar visitantes o participantes, como si se tratase de otro tipo de manifestaciones, de motivación más circunstancial.

Al mismo tiempo, el periodo que se abre ante nosotros supone una invitación a desplazarse desde nuestro lugar de residencia para ampliar horizontes, algo en lo que las nueve provincias de Castilla y León tienen muchas opciones que ofrecer. Por eso este número de la revista ARGI recuerda algunos de los yacimientos arqueológicos de la región que más eco han encontrado en el ámbito nacional, como Clunia Sulpicia, en el sur de la provincia de Burgos, o el Museo de las Villas Romanas de Almenara-Puras, en el encuentro entre las provincias de Ávila, Segovia y Valladolid.

La publicación también se hace eco de iniciativas singulares, como la maraña de rutas en bicicleta que cubre la provincia de Segovia, y que permite descubrir numerosísimos tesoros que permanecen a la espera en ese territorio, o el sorprendente Museo del Petróleo en Sargentes de la Lora, tan cerca de la ciudad de Burgos o del Valle de Sedano que resulta injusto que no sea parada obligada para todo turista que se acerca a esa parte de la provincia.

En esta ocasión, además, la revista se detiene de forma especial a analizar el fenómeno del enoturismo, con cinco rutas vinculadas a otras tantas comarcas vinícolas, todas amparadas por una denominación de origen. Se trata a todas luces de uno de los puntos de fuertes de la comunidad, y en el empeño de su aprovechamiento destacan tanto las iniciativas para articular rutas coherentes como los esfuerzos privados por hacer de este tipo de visitas una fuente de ingresos relevante. Sin ir más lejos, el complejo liderado por la familia Arzuaga-Navarro, que en esta ocasión recuerda nuestra revista.

Todo ello no puede olvidar que 2016 es año cervantino, puesto que recordamos al genial autor del Quijote cuando se cumplen cuatro siglos desde su fallecimiento. Por cierto, ¿de verdad nació el gran escritor en Alcalá de Henares?

[Fotografía, Silvia del Río]

spot_img

#MÁSCYL RECOMIENDA

ESCAPADAS DESTACADAS

La Ermita de San Marcos de Coomonte (Zamora) amenaza con derrumbarse

La cubierta de la Ermita de San Marcos, en Coomonte (Zamora), amenaza con derrumbarse inminentemente por el estado tanto del tejado, como de la...

CASTILLA Y LEÓN AL DÍA

SABOREA CYL

Palacio de Bornos da un paso más hacia la sostenibilidad

La bodega Palacio de Bornos, ubicada en la localidad de Rueda, acaba de obtener el sello ‘Sustaintable Wineries For Climate Protection’ (SWfCP) que la...